Por el súper cepo, el dólar blue saltó a $142 y se hundieron las acciones de energéticas y bancos

Las repercusiones de los anuncios del Banco Central de ayer se sintieron de inmediato este miércoles en los mercados. El dólar paralelo profundizó su suba, las acciones se desplomaron en particular las de bancos y energéticas y la destrucción de valor también arrastró a los bonos e hizo subir el riesgo país.

El dólar blue amaneció a $146 para la venta, quince pesos por encima de los $131 del cierre de ayer, se aceleró hasta los $150 cerca del mediodía para luego retroceder a $143 y recomponer la brecha con el oficial -que a efectos prácticos quedó en $130,76 entre el 30% de impuesto PAIS y el 35% de impuesto a las Ganancias-.

En tanto que el dólar bolsa (o MEP) subió a $126,71 (3,6%) y el contado con liquidación subió 2,8% hasta $131,83. Por los parkings para operar en este segmento, estos precios no reflejaron la respuesta ante los anuncios de Pesce; el efecto pleno se podrá ver recién la semana próxima.

Lo más relevante en este sentido es que ni con las mayores restricciones del Banco Central el dólar mayorista encontró un alivio. Este miércoles subió otro 0,1% a $75,25, pero esta vez la autoridad monetaria habría podido comprar 15 millones de dólares para fortalecer las reservas que en los primeros 10 días de septiembre (último dato oficial) llevaban perdidos 296 millones de dólares.

El golpe sobre las grandes empresas con deudas en dólares golpeó de lleno a las energéticas y a los bancos. En Wall Street los papeles argentinos se desplomaron mas del 11%. Por ejemplo, el Supervielle llegó a perder 11,6% y al cierre de esta nota recortaba su caída al 10,2%; el Grupo Financiero Galicia rompió el sostén de nueve dólares y cayó hasta un mínimo de 8,37 dólares por acción para luego recortar la perdida al 7,5% y quedar ne valores de hace 4 meses. En el caso de las energéticas, YPF perdía antes de que terminara la rueda 5,7%, Trasporadora Gas del Sur 6,5% y Central Puerto se hundía 6,3%. 

En consecuencia, el Merval se tiñó de rojo. Todo el panel líder anotó pérdidas cuantiosas -a excepción de Ternium que sumó 1,9%- y el índice Merval se hundió hasta 5,25% para acotar la caída al 3%.

La destrucción de valor alcanzó también a los bonos recién canjeados que perdieron en torno al 5% en dólares y casi el 2% en pesos. Por consiguiente, el riesgo país una suba del 5,8% hasta los 1.184 puntos básicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *