Una visita a Malta, con inmigrantes


Desde Roma
El papa Francisco parte este sábadoa la isla de Malta, a poco más de cien kilómetros de la costa de Sicilia. Se trata del viaje al exterior número 36 desde que asumió el papado en 2013, en los que ha visitado 56 países, y el primero de este año. Había sido programado para 2020 pero debió ser postergado por la pandemia. Para 2022 ya fue confirmado su segundo vaje, del 2 al 7 de julio, al Congo y Sudán del Sur.Estará en Malta hasta el 3 de abril. El programa incluye, además de una serie de encuentros a nivel oficial con las autoridades locales, otro con refugiados en la localidad de Hal Far. Según el jefe de la oficina de prensa vaticana, Matteo Bruni, que el martes hizo una conferencia de prensa para informar sobre el viaje, es muy probable que el Papa hable de la guerra en Ucrania y sobre la necesidad de acoger a los refugiados que de allí escapan. «El tema de la hospitalidad será central “, dijo Bruni. Francisco se ha manifestado y se manifiesta a menudo muy preocupado por la situación en Ucrania, llamando a todas las partes a la paz, e insistiendo en que la guerra debe ser abolida «antes de que borre al hombre de la historia”.No es la primera vez que Francisco se encontrará con migrantes y refugiados. A menudo, en sus viajes al exterior y en Italia, ha destinado parte de su tiempo a escuchar a esta gente proveniente de distintos países y continentes, que le cuentan sus tristes historias de pobreza, guerras y persecuciones. El primer hecho de resonancia internacional que Francisco hizo en este sentido, apenas fue elegido Papa en 2013, fue viajar a la isla italiana de Lampedusa, al sur de la península, famosa por los miles de migrantes que llegan desde África. El Papa en ese momento subió a una nave y tiró coronas de flores al mar en memoria de los miles de muertos en el Mediterráneo que nunca pudieron llegar a Europa. Naciones Unidas calcula que los muertos en el Mediterráneo entre 2014 y 2020 superaron los 20.000. En 2021 se habló de 2.500 muertos más. Francisco se ha encontrado con migrantes y refugiados también en el viaje que hizo a la isla de Lesvos, en Grecia, en 2016, y en las visitas a Irak y a Chipre y Grecia que hizo en 2021, entre otros. El encuentro con los refugiados residentes en Malta se realizará el domingo 3 de abril por la tarde, en el Centro para Migrantes “Juan XXIII Laboratorio de Paz”, poco antes de que Francisco vuelva Roma. Miembro de la Unión Europea desde 2004, Malta es un pequeño archipiélago con menos de 500.000 habitantes, ubicado al sur de Italia pero que, dada su ubicación estratégica en el Mediterráneo, fue dominado por distintas potencias como el reino español de Aragón que en 1282 lo conquistó junto a Sicilia. En 1530 el rey Carlos I de España dejó la isla en manos de la orden católica de San Juan de Jerusalén, luego conocida como la Orden de Caballeros de Malta, que todavía existe. Fue Napoleón y su ejército quien conquistó Malta en 1798. Pero en 1800, los ingleses derrotaron a los franceses y trasformaron el archipiélago en un protectorado y parte del Imperio Británico. Si bien Malta se independizó en 1964, los ingleses siguieron teniendo una fuerte influencia y control económico en la región, hasta que se fueron definitivamente el 31 de marzo de 1979. Ese día es celebrado en Malta como el Día de la Libertad. La mayoría de la población es católica.El programa de encuentrosEl Papa llegará a La Valeta, capital de Malta, el sábado 2 de abril en torno a las 10 de la mañana locales. Y en el aeropuerto Internacional de Malta asistirá a una ceremonia de bienvenida. Luego hará una visita de cortesía al presidente de la República de Malta, George William Vella, y al primer ministro, Robert Abela, en el Palacio del Gran Maestro de La Valeta. Poco después se encontrará con el cuerpo diplomático en el mismo lugar y pronunciará un discurso.Por la tarde, poco antes de las 16hs, partirá en un catamaran desde el Puerto Grande de La Valeta a Gozo, otra isla del archipiélago maltés. En Gozo, entre otras cosas, asistirá a un encuentro de plegaria en el Santuario Nacional de Ta’Pinu, una basílica católica ubicada en la localidad de Gharb y que es considerado el principal lugar de pelegrinaje de los católicos malteses. Al atardecer retornará a la isla principal de Malta y en la localidad de Rabat (distante unos 17km de La Valeta) se alojará en la Nunciatura Apostólica, es decir la embajada de la Santa Sede en la isla.El domingo 3 de abril se encontrará con los miembros de la Compañía de Jesús( la orden a la que Francisco pertenece) en la Nunciatura y luego visitará la Gruta de San Pablo en la basílica del mismo nombre, lugar que conmemora el naufragio que sufrió el apóstol Pablo y otras personas que en el año 60 d.C. intentaban llegar a Roma. Paolo y su gente nadaron hasta Malta y se salvaron, radicándose allí y difundiendo el cristianismo en la isla. Poco después de la 10 de la mañana celebrará una misa en la plaza de los Granai en Floriana, una localidad muy cercana a la capital.El encuentro con los refugiados se realizará en torno a las cinco de la tarde en el Centro para Migrantes “Juan XXIII Laboratorio de Paz” en Hal Far a unos 14km de La Valeta y papa Francisco les dirigirá un mensaje.El Pontífice partirá de vuelta a Roma esa tarde, a las 17,50. La llegada al aeropuerto romano de Fiumicino está prevista para las 19.40.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/412578-una-visita-a-malta-con-inmigrantes

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these