Rusia y Ucrania se acusan mutuamente de atacar la central de Zaporiyia | Los bombardeos sacuden otra vez a la planta nuclear más grande de Europa

Rusia y Ucrania se acusaron mutuamente este domingo de bombardear la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, situada en una zona controlada por el Ejército ruso en el sur ucraniano. El director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, advirtió que la situación es “extremadamente preocupante” y consideró que los ataques a la central fueron “absolutamente deliberados y selectivos”, en una entrevista con el canal francés BFMTV.

Durante los últimos meses, Moscú y Kiev se acusaron en reiteradas ocasiones de bombardear a esta central situada cerca de la línea del frente. El ministerio ruso de Defensa denunció que “el régimen de Kiev no cesa sus provocaciones en aras de crear la amenaza de una catástrofe en la central nuclear de Zaporiyia”.

Disparos de gran calibre

Según un comunicado del Kremlin, el Ejército ucraniano disparó entre el sábado y el domingo más de una veintena “de obuses de gran calibre” contra la central. Estos obuses explotaron entre los bloques energéticos número 4 y 5 y tenían como objetivo un “edificio especial”, en el que hay un depósito de combustible nuclear, indicó la misma fuente.

“Se están construyendo ya estructuras de refuerzo. Hay un muro de cemento que ha sido afectado por la metralla. Por suerte las estructuras eran lo suficientemente elevadas. De lo contrario, los fragmentos podrían haber entrado en el propio almacén”, explicó Renat Karchaa, vocero de la agencia nuclear rusa Rosenergoatom. 

Por el momento el nivel de radiación continúa en parámetros normales. “Gracias a Dios hasta ahora no ha habido emisiones de radiación”, indicó Karchaa al respecto.

“Chantaje nuclear”

Por su parte, la agencia nuclear ucraniana acusó a Rusia de haber bombardeado la zona de la central. “Esta mañana del 20 de noviembre de 2022, tras numerosos bombardeos rusos, se detectaron al menos doce disparos en la zona de la central nuclear de Zaporiyia”, indicó la estatal Energoatom, que acusó a Rusia de “organizar una vez más un chantaje nuclear”.

“La naturaleza y el listado de las instalaciones dañadas en la central nuclear de Zaporiyia indican que los atacantes inutilizaron exactamente las infraestructuras necesarias para el restablecimiento de la producción de la central para satisfacer las necesidades de Ucrania”, apuntaron desde Energoatom. Además, Ucrania informó que más de 160 militares rusos resultaron heridos como consecuencia de los disparos contra una “concentración” de fuerzas rusas en la región de Zaporiyia. 

Diez unidades de material militar de distintos tipos y un depósito de munición fueron destruidos en el operativo. Resta confirmar la cifra de muertos, apuntó el Estado Mayor ucraniano en un comunicado difundido en Facebook. Además Ucrania informó el derribo de un dron Orlan-10 y un ataque contra un puesto de mando y un depósito de combustible.

OIEA: “Están jugando con fuego”

Expertos del OIEA presentes en la central nuclear informaron sobre más de una docena de explosiones seguidas en la mañana del domingo e incluso pudieron observar algunas desde la ventana de su lugar de residencia. Algunos edificios, sistemas y equipamientos sufrieron daños, pero estos por el momento no son críticos para la seguridad nuclear, señala el organismo perteneciente a las Naciones Unidas.

El director general del OIEA, Rafael Grossi, señaló que la situación en Zaporiyia sigue siendo muy preocupante, sin atribuir la responsabilidad a ningún bando. “Ha habido explosiones en el terreno de esta gran central nuclear, algo completamente inaceptable. Quien quiera que lo haya hecho, debe parar de inmediato. Como ya he dicho muchas veces, están jugando con fuego“, planteó Grossi.

El titular del organismo internacional reiteró su llamamiento a Moscú y Kiev para acordar cuanto antes una zona de seguridad nuclear alrededor de la central, un acuerdo que lleva meses buscando mediante intensas consultas con ambos bandos, hasta ahora sin éxito. La central de Zaporiyia está actualmente bajo el control de tropas rusas, pero sus inmediaciones han sufrido ataques desde el inicio del conflicto militar con Ucrania, el pasado 24 de febrero.

Más de 70 barrios sin electricidad

Como resultado de los ataques, en la región de Zaporiyia aún quedan un total de 71 barrios sin electricidad, 206 sin abastecimiento de gas y 33 sin suministro centralizado de agua de acuerdo a la administración militar regional. El mensaje en Telegram recogido por la agencia Ukrinform agrega que en el distrito de Orijiv se registraron nuevos daños en las redes eléctricas, lo que dejó sin servicio a otros 455 abonados y en la ciudad de Zaporiyia se produjeron 207 cortes.

Debido a las “acciones de las autoridades locales de ocupación”, la compañía energética regional Zaporiyiaoblenergo “no tiene acceso a las redes eléctricas y a la información actualizada sobre su estado” en las sucursales de los distritos de Vasylivskyi, Myjailivskyi, Berdiansk, Prymorskyi, Melitopol, Yakymivskyi, Kamiansko-Dniprovskyi y Tokmakskyi, subrayó la administración militar.

About the Author

You may also like these