No podemos estar pendientes, quiere hacernos un chantaje”  | Paulo Teixeira, secretario general del Partido de los Trabajadores

Desde Brasilia

“A Jair Bolsonaro le gusta jugar a ser Trump”, resume el secretario general del Partido de los Trabajadores (PT), Paulo Teixeira . El mandatario de ultraderecha brasileño imita en prácticamente todo al expresidente republicano que nunca reconoció la victoria del demócrata Joe Biden en los comicios estadounidenses de 2020. Bolsonaro demoró dos días para hablar de su derrota del domingo pasado frente a Luiz Inácico Lula da Silva y cuando se refirió del asunto lo hizo de forma evasiva. No citó la palabra “Lula” ni habló explícitamente del triunfo del jefe del PT.

Sobreactuando una sonrisa fake el capitán que admira al millonario norteamericano pronunció un discurso a las apuradas, de menos de tres minutos en la residencia oficial de Alvorada, ante decenas de periodistas, algunos con sus trajes mojados por na lluvia que le puso un marco gris al evento. En esa breve pieza discursiva elogió a los grupos de choque que bloqueraron decenas de carreteras reivindicando la anulación del triunfo lulista y llamando al Ejército para instalar un régimen de facto. Aseguró que esos camoneros expresan una justa “indignación” y sin mucho rodeo los alentó a continuar con los bloqueos.

Luego el gobernante se hizo a un lado, y le cedió la palabra su jefe de gabinete, Ciro Nogueira, un político derechista, pragmático, que anunció oficialmente el inicio de la “transición” hacia la futura administrarción petista. En otras palabras, el ministro reconoció que Lula fue el vencedor del balotaje del domingo pasado.

Quien no disimulaba su abatimiento ante el fracasado intento reeleccionista de Bolsonaro era su hijo Eduardo, el mismo que recientemente visitó Argentina para hablar maravillas del gobierno saliente. El diputado es el contacto directo entre su padre y Donald Trump, y la semana pasada lanzó la idea de postergar las elecciones cuando comenzó a percibirse que no había forma de impedir un nuevo gobierno del PT.

Émulo de Trump

El petista Paulo Teixeia considera que Bolsonaro es un buen émulo de Trump en un aspecto : los dos fracasaron cuando buscaron su segundo mandato consecutivo.Pero Bolsonaro no podrá reproducir en Brasilia en los próximos dias el asalto al Capitolio de Washington de enero 2021. Teixeira, que trabajó junto a Lula en la campaña electoral, le dijo a este diario que los camioneros y los militantes ultras que los secundan están condenados al fracaso por su aislamiento político y la falta de apoyo de la población .

Ese síntoma de soledad polítca ya se observa en Bolsonaro, de quien sus aliados comienzan a tomar distancia. Ni Ciro Nogueira ni el titular de la Cámara, Arthur Lira, dos dirigentes oficialistas, aprobaron el delirio “trumpista” de Bolsonaro de desconocer el resultado del balotaje del domingo pasado. Y al igual ellos otros caciques conservadores y representantes empresariales decidieron abandonar al excapitán. El futuro del mandatario “no será color de rosa, él podrá tener problemas” con la justicia, pronostica Teixeira.

Dentro de dos meses, cuando haya perdido el foro privilegiado estará expuesto a que se investigue si “fue él quien ordenó los desmanes” en las rutas y porqué la Policía Caminera Federal ” en lugar de levantar los bloqueos parecía ser amiga de los camioneros”.

Policía bolsonarizada

Teixeira recuerda que esa policía “bolsonarizada” que fue omisa ante las manifestaciones golpistas de este lunes y martes, el domingo realizó centenas de operativos para obstruir el paso de colectivos y vehículos utilitarios que transportaban personas de la región nordeste que iban a votar a Lula. 

Bolsonaro debería haber tomado “alguna medida” sobre los activistas que cortaron más de 200 rutas de todo el país, opinó el dirigente petista . “Yo creo que él (Bolsonaro) podrá ser procesado por improbidad administrativa al dejar que esto ocurra y generar un clima de tensión poco después de que Lula fue proclamado presidente por el Tribunal Superior Electoral el domingo a la noche”.

Justamente la justicia convocó a las policías estaduales a despejar las rutas ante la falta de acción de la Policía Caminera Federal, dependiente de Bolsonaro, señaló el dirigente.
Además, los gobernadores de los tres estados más poblados del país, San Pablo, Minas Gerais y Río de Janeiro, ordenaron este martes que sus policías desobstruyan las autopistas luego de un fallo en ese sentido emitido por el Supremo Tribunal Federal. La orden de los gobernadores no sólo abarca las carreteras estaduales, sino que también se extiende a las  federales.

“Bolsonaro está cometiendo una serie de errores,” analiza Texeira. Esos errores podría cuasarle problemas judiciales luego de que pierda la inmunidad el 1 de enero: “Me temo que el futuro de él (Bolsonaro) no va a ser nada cómodo, no va a ser un futuro color de rosa.”

Sobre el no reconocimiento de su derrota por parte d Bolsonaro, el diputado petista afirmó que no es motivo de gran preocupación dentro de su espacio político. “No podemos estar pendientes de cuando él (Bolsonaro) quiera hablar, él quiere que estemos pendientes para hacernos un chantaje , puede pronunciarse o no hacerlo, que lo haga cuando quiera. Nosotros vemos esto con tranquilidad”, declaró. “El país tiene que seguir funcionando, el Poder Judicial tiene que funcionar, el Poder Legislativo tiene que funcionar, el Ministerio Público tiene que funcionar, se tiene que garantizar la normalidad”, señaló el diputado Teixeira

About the Author

You may also like these