Microsoft reconoció al primer sindicato en 48 años de historia | Nuclea a 300 empleados de una productora de videojuegos

El gigante tecnológico Microsoft autorizó la creación de un sindicato que agrupa a 300 trabajadores por primera vez desde su creación, en 1975. El gremio ZeniMax nuclea a los empleados de una productora de videojuegos y es la primera de la industria en lograr representación sindical. 

La noticia se conoció esta semana tras el comunicado que publicó en su sitio web el sindicato de Communications Workers of America (CWA), que agrupa a todos los trabajadores de la comunicación y que ahora incorporará a la célula gremial ZeniMax. 

El proceso de organización comenzó en noviembre de 2022 y en diciembre se llevó a cabo la votación oficial -a través de una plataforma confidencial-, en la que los empleados pudieron elegir si adherirse o no al gremio. Por su parte, Microsoft se comprometió publicamente a respetar el derecho de los trabajadores a sindicalizarse

“Estamos encantados de comenzar 2023 en un lugar de trabajo más sólido y equitativo que el año pasado. Esta es una victoria empoderadora que nos permite protegernos a nosotros mismos y a los demás de una manera que nunca podríamos sin un sindicato. Nuestra esperanza y creencia es que este sea el año en el que los trabajadores de juegos de todo el país ejerzan su poder y remodelen la industria en su conjunto”, declaró uno de los empleados, Skylar Hinnant.

Cada vez más trabajadores del sector tecnológico inician procesos de sindicalización. En 2022, empleados de Amazon lograron organizarse a pesar de la férrea oposición de la empresa de Jeff Bezos. La experiencia comenzó con la Christian Smalls, un trabajador que fue despedido por denunciar falta de medidas de protección de la empresa durante la pandemia.

La compañía, que es el segundo empleador privado de Estados Unidos, intentó incentivar a trabajadores para no adherirse al sindicato, circuló propaganda para convencerlos de no afiliarse y crearon un sitio web en el que argumentaban a favor de la “negociación directa” entre la empresa y los empleados. 

El hostigamiento del gigante tecnológico fue criticado por varias figuras políticas, entre ellas el progresista Bernie Sanders, que denunció las condiciones laborales de la empresa en sus redes sociales.

“Si Jeff Bezos puede pagar un yate de 500 millones de dólares, una mansión de 23 millones de dólares con 25 baños y un cohete espacial para llevar a un comediante al espacio exterior, ¿sabes qué? Amazon puede darse el lujo de dar a sus empleados un aumento de 3 dólares. Me solidarizo fuertemente con la huelga de los trabajadores de Amazon“, publicó Sanders. 

About the Author

You may also like these