México: el Congreso rechazó la reforma eléctrica impulsada por López Obrador


Luego de una sesión de 12 horas, la Cámara de Diputados de México rechazó la reforma constitucional del sector eléctrico impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que planteaba revertir la liberalización del sector, por lo que el mandatario puso en marcha una iniciativa para estatizar la explotación del litio. López Obrador acusó este lunes de «traidores a la patria» a los diputados de la oposición por impedir que el Congreso aprobara la reforma eléctrica que buscaba fortalecer a la empresa eléctrica del Estado en detrimento de las privadas.Con 275 votos a favor, 223 en contra y cero abstenciones, el partido oficialista Morena no alcanzó los dos tercios de los votos necesarios para su aprobación. Los diputados de la coalición «Va por México», compuesta por el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), lograron que el dictamen que pretendía reformar la Constitución de México en materia de energía sea desechado. «Se cometió un acto de traición a México por parte de un grupo de legisladores, que en vez de defender los intereses del pueblo o de la nación, en vez de defender lo público, se convirtieron en francos defensores de empresas extranjeras que se dedican a medrar, a robar, y estos diputados respaldaron a los saqueadores», dijo un molesto López Obrador. El mandatario mexicano aseguró que «lo que no suena lógico, suena a metálico» y citó a la filósofa y activista feminista francesa Simone de Beauvoir, al afirmar que «el opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos».

Los detalles de la reforma La reforma planteaba delimitar la liberalización del mercado eléctrico para revertir la «desaparición de las empresas energéticas del Estado» que provocó la reforma constitucional del 2013, según el presidente mexicano. El gobierno argumenta que tras esa modificación de la Carta Magna, las empresas privadas nacionales y extranjeras reciben subsidios mientras que los pequeños consumidores pagan altas tarifas.El proyecto de reforma constitucional proponía que al menos el 54 por ciento de la energía fuera gestionada por la Comisión Federal de Electricidad – contra el 38 por ciento que maneja actualmente y el 62 por ciento en manos de privados y extranjeros-. La oposición rechazó la reforma porque considera que llevaría a un aumento de las emisiones de gases contaminantes y a un encarecimiento de la electricidad, algo que el propio presidente de México desmintió en más de una ocasión.Otro de los grandes opositores de la reforma es el país vecino, Estados Unidos, que sostuvo que el dictamen podría perjudicar sus inversiones, por lo que planteó al ejecutivo de López Obrador una serie de requerimientos. Estados Unidos había advertido que la propuesta de reforma desataría «litigios interminables» porque a su juicio vulneraba las inversiones privadas estadounidenses en México.
El proyecto también preocupaba a España por la presencia en México de la compañía eléctrica privada, Iberdrola. «Se respetarán los permisos de importación que se entregaron a cinco petroleras para introducir combustible bajo condiciones de precios justos y de legalidad», señaló López Obrador semanas atrás, tras una reunión con el comisionado especial para el cambio climático de Estados Unidos, John Kerry.Proyecto para nacionalizar el litioTal como lo había anunciado la semana pasada para el caso en que fuera rechazada la reforma eléctrica, López Obrador le pidió este lunes al Congreso que apruebe un proyecto de reforma que envió para nacionalizar el litio y su producción para garantizar el desarrollo local. «Se tiene una iniciativa que hoy, si así lo deciden en la Cámara se va a discutir, para que nacionalicemos el litio, así de claro, y que solo se utilice para beneficio del desarrollo nacional», dijo a la prensa.
«Los diputados traidores a la patria ni siquiera han tomado conciencia de lo que hicieron, no saben la importancia del litio y la ambición que despierta en las grandes potencias», dijo López Obrador al comentar la votación legislativa del domingo. El mandatario explicó además que, por su importancia, decidió introducir el tema de la explotación del mineral utilizado para producir baterías de acumulación de energía en la descartada reforma constitucional del sector eléctrico.

«Nos reservamos la posibilidad de meter el litio en la Ley Minera, porque es un mineral estratégico para el desarrollo futuro, para desplazar el petróleo: no se va a poder modernizar la industria sin el litio», advirtió López Obrador. El procedimiento en el Congreso «es por mayoría simple y hago un llamado respetuoso a los senadores porque ya no se requiere mayoría calificada, para que si es posible hoy o mañana ya se proteja el litio», subrayó.El siguiente paso será crear una empresa como la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE). Las grandes automotrices «están avanzando hacia automóviles eléctricos que requieren del litio y está aumentando el precio cada vez más, en diez años ha aumentado diez veces el precio del litio en el mercado mundial», aseguró el mandatario de izquierda.El pasado dos de febrero, López Obrador anunció la creación de una empresa pública para explotar el litio, antes de que el Congreso aprobara una ley para nacionalizar ese mineral. En las sierras rocosas del centro del país y el noroeste desértico del territorio mexicano hay 1,7 millones de toneladas de reservas mineras de litio estimadas, que colocan a México entre los diez países con mayores reservas de ese mineral.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/415987-mexico-el-congreso-rechazo-la-reforma-electrica-impulsada-po

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these