Lula le advirtió a Lacalle Pou que hay prioridades en el Mercosur  | El presidente de Brasil dijo que el bloque primero debe acordar con la Unión Europea 

En una “intensa y extensa” reunión los presidentes de Uruguay y Brasil, Luis Lacalle Pou y Luiz Inácio Lula da Silva, abordaron la modernización del Mercosur y la intención uruguaya de negociar un acuerdo de libre comercio con China, un tema que genera visiones encontradas entre los países del bloque. En ese sentido, Lula consideró que es “urgente y sumamente necesario” que
el Mercosur cierre un acuerdo con la Unión Europea
(UE) antes de sentarse a negociar con el gigante asiático.

Luego de su paso por Argentina para participar de la VII cumbre de la Celac, Lula cruzó el charco y, además de reunirse con Lacalle Pou, recibió una distinción por su contribución a la protección del medio ambiente de parte de la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, en un acto en el que el mandatario brasileño destacó el papel de las mujeres en la política y la sociedad actual. En el cierre de su gira mantuvo un encuentro informal en la chacra del expresidente uruguayo, Pepe Mujica.

El acuerdo China-Mercosur “es posible”

Desde la residencia presidencial en Montevideo, Lula dijo estar de acuerdo con su par uruguayo acerca de la necesidad de “modernizar” el Mercosur y hasta de negociar un acuerdo con China, aunque aclaró que antes es necesario que el bloque finalice la negociación de varios años con la UE para firmar un Tratado de Libre Comercio, informaron los diarios uruguayos El País y El Observador.

“Los reclamos que nos presenta el presidente Lacalle Pou son más que justos, en primer lugar porque su interés es defender a su país, los intereses de su economía y de su pueblo. Es justo producir más y querer vender más, y por lo tanto es importante una apertura lo mayor posible para nuestros pueblos”, aseguró Lula en la conferencia de prensa conjunta que ofrecieron ambos tras el encuentro bilateral.

Uruguay inició negociaciones con Beijing y pidió el ingreso al Acuerdo Transpacífico sin la anuencia de sus socios del Mercosur, generando tensiones y advertencias de Brasil, Argentina y Paraguay acerca de que el bloque podría resquebrajarse. Sin embargo, Lacalle Pou fue claro al señalar que “nosotros pertenecemos al Mercosur y tenemos esa vocación incambiada”

El mandatario uruguayo aseguró que “a nadie escapa el peso económico y demográfico de Brasil, y si hay una decisión del presidente Lula en avanzar con China, nosotros podemos avanzar”, al tiempo que agregó: “Uruguay tiene su diálogo con China y Brasil seguramente profundice otros caminos, y nos juntaremos y diremos que Uruguay se pliega”.

Montevideo reclama desde hace años una mayor flexibilidad al Mercosur, así como apertura comercial, un reclamo que Lula consideró “más que justo”. “Es justo querer producir más y querer vender más. Por eso es importante una apertura”, señaló el presidente brasileño, quien dijo estar “totalmente de acuerdo” con renovar al Mercosur “todo lo que sea necesario”.

“Disneylandia”

Pese a que Lacalle Pou dijo que la reunión con Lula le generó “optimismo”, las tensiones en el seno del bloque están instaladas. Los socios dejaron claro que la postura uruguaya de impulsar acuerdos con terceros viola los estatutos fundacionales del Mercosur, creado en 1991, y llegaron a amenazar a Montevideo con medidas jurídicas y comerciales.

Uruguay considera que Argentina y Brasil ya adoptaron medidas bilaterales dentro del bloque como reducciones del Arancel Externo Común y sostiene que otros postulados fundacionales, como constituir una unión aduanera o un mercado común, no se han cumplido. Lacalle Pou recordó en una rueda de prensa en Buenos Aires, durante su participación en la cumbre de la Celac, que “la definición” de abrir el comercio de su país a terceros fue adoptada en Uruguay hace varios gobiernos.

El lunes el ministro de Economía Sergio Massa, junto a su par brasileño Fernando Haddad, dijo que “Uruguay es uno de los hermanos menores del Mercosur y Brasil y Argentina tienen la responsabilidad de cuidarlo como a todo hermano menor”. Consultado sobre ese comentario, Lacalle Pou respondió que la visión planteada desde la otra orilla del Río de la Plata “parece Disneylandia”.

“Es el momento de las mujeres”

Luego de reunirse con Lacalle Pou, Lula se dirigió a un encuentro con la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, una de las principales figuras del opositor Frente Amplio. El presidente brasileño recibió una medalla por su contribución al medio ambiente de manos de Cosse, en un acto público desde un balcón de la intendencia, en la céntrica Avenida 18 de julio. Más de tres mil personas se congregaron para esperarlo portando banderas del Partido de los Trabajadores y del Frente Amplio, que se agitaban al son de las batucadas brasileñas.

Durante la apertura de la ceremonia, Cosse destacó que el reconocimiento entregado al mandatario brasileño busca “honrar su trayectoria en defensa del planeta”, y recordó el programa “Fome Zero” (Hambre Cero), impulsado durante el primer período de Lula al frente de Brasil. “Fome Zero es cuidar el planeta tanto como proteger a la Amazonia contra la deforestación, su lucha encomiable nos hace acordar a cuando Neruda decía que hay que tener una ardiente paciencia, y usted es un ejemplo de esto“, sentenció Cosse, quien hizo entrega tanto de la distinción como de una camiseta y un pañuelo obsequio de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, según La Diaria.

Por su parte Lula recordó su primera visita a Montevideo, cuando Tabaré Vázquez estaba al frente de la intendencia, y dijo que desde aquel entonces se generó una amistad muy grande con los movimientos sociales uruguayos. El mandatario destacó que visita Montevideo “en el momento en que una mujer, ingeniera, dirige a esta ciudad”, y señaló que, al igual que el Partido de los Trabajadores, el gobierno de Montevideo tiene una dirección paritaria para que las mujeres “no pidan permiso para estar donde quieren estar”.

Terminó el tiempo de que la política era cosa de hombres, el sindicalismo, la lucha social, el trabajo de fábrica. Las mujeres conquistaron su derecho y para nada son el sexo frágil, las mujeres tienen la capacidad de gobernar y ser mejor que los hombres“, planteó Lula, quien agregó que “el mundo será aun mejor el día en que los hombres aprendan a gobernar una ciudad o un Estado como una madre cuida de sus hijos”.

Reparos de Mujica a la moneda común

Luego de la ceremonia en la sala Ernesto de los Campos en Montevideo, Lula y la intendenta salieron al balcón, donde el presidente brasileño saludó a las miles de personas que se acercaron a la explanada a saludarlo. Desde allí, Lula se trasladó para visitar al expresidente Pepe Mujica y a su esposa Lucía Topolansky en su chacra de Rincón del Cerro. Del encuentro participaron entre otros el titular de la central sindical PIT-CNT, Marcelo Abdala, el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, el ministro de Economía de Brasil, Fernando Haddad, y el  asesor especial de Lula para temas internacionales, Celso Amorim.

En un video del encuentro, al que accedió el diario El País, se lo puede ver a Mujica cuestionando la idea de una moneda común para el continente, algo esbozado por Lula en los últimos días en su visita a Buenos Aires. El exmandatario uruguayo recordó que con Argentina “hay un acuerdo para poder comprar y vender con nuestro dinero, ¡pero no lo cumplimos!”, y aseguró que es más fácil empezar por ahí que “hacer una moneda”.

“Tenemos que hacer muchas etapas, muchas cosas. Precisamos un nombre, una bandera, un himno… ¿Por qué? Porque los humanos somos mitológicos, las ideas las tenemos que simbolizar, tenemos que hacer cosas para los humanos, no para los economistas”, agregó Mujica provocando la risa de los presentes.

About the Author

You may also like these