Los senadores aceptan que Alberto pueda cerrar escuelas, pero exigen más atribuciones a los gobernadores

Los senadores del Frente de Todos esperan que Alberto Fernández llegue de su gira europea y negociar modificaciones a la ley que le concede facultades extraordinarias para aplicar restricciones ante un brote de coronavirus, que se aprobaría en esa Cámara miércoles o jueves pero aún no tiene consenso para sancionarse en Diputados. 

En sus primeras conversaciones, los referentes del oficialismo en el Senado aceptaron el cierre automático de colegios que permite el proyecto en ciudades o conglomerados de más de 300 mil habitantes con aumento de contagios, pese al fallo adverso de la Corte Suprema, pero no las facultades que se reserva el presidente para tomar medidas por fuera de las enumeradas en la ley. 

Por el contrario, quieren que cualquier atribución extra sea de los gobernadores, incluso para suspender las clases en comunidades más pequeñas. Sólo así, entienden, el proyecto podría pasar el filtro de los mandatarios provinciales oficialistas y ser considerado por los aliados necesarios para sancionarse en Diputados, donde por ahora no están los votos para llegar a la mayoría. 

El bloque clave siempre es el de Córdoba Federal, las cuatro bancas que responden al gobernador Juan Schiaretti, por ahora sin definición. “Estamos estudiando con constitucionalistas, pero toda ley que avasalle las autonomías provinciales la vamos a rechazar”, anticipó el jefe de esa bancada Carlos Gutiérrez. 

Una posición similar tuvo en el Senado el ex gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck, quien junto al diputado Luis Di Giácomo en 2020 fueron aliados habituales del Gobierno. Como gesto, el lunes en la Cámara alta empezará a tratarse una ley para extender la promoción ovina, un reclamo de los patagónicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Om Radio de San Clemente - omradio.ar
Los senadores aceptan que Alberto pueda cerrar escuelas, pero exigen más atribuciones a los gobernadores