Los indecisos creen que Bolsonaro fue el peor en el debate | El presidente de Brasil fue el más flojo del domingo para el 51 por ciento de los encuestados

El 51 por ciento de los indecisos de cara a las elecciones del dos de octubre en Brasil evaluó que el presidente Jair Bolsonaro fue el candidato con el peor desempeño en el debate de este domingo, según un sondeo de la empresa Datafolha. En el otro extremo, el 43 por ciento de los consultados opinó que la senadora Simone Tebet, la candidata del expresidente Michel Temer y apoyada por parte del mercado financiero y grandes medios como la cadena Globo, tuvo la mejor participación

Sobre el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, el 21 por ciento de los entrevistados consideró que tuvo la peor participación mientras que el diez por ciento opinó que Lula tuvo el mejor desempeño en el primer debate, que encontró a un Bolsonaro más agresivo de lo esperado por su propio equipo de campaña, llegando a agredir a una periodista y a la senadora Tebet. Lula, quien sigue liderando las encuestas aunque cada vez con un margen menor, apostó el domingo por un perfil más moderado, eligiendo destacar los logros de su presidencia antes que apelar a los ataques a su principal rival.

Lula, moderado

Organizado por un conjunto de medios brasileños, el debate fue el primero del calendario de campaña rumbo a las presidenciales. Según el equipo del PT, Lula recibió instrucciones de bajar el tono para no dar la impresión de ser un candidato agresivo. El expresidente necesita dialogar con los votantes indecisos que han mostrado, en distintos sondeos, aversión a los candidatos que atacan violentamente a los opositores.

Sin embargo, para los miembros de la campaña citados por Folha de Sao Paulo, Lula habría errado en su nivel de moderación al no haberle respondido con mayor contundencia a Bolsonaro, quien le dirigió la primera pregunta del debate. El presidente citó una denuncia de Antonio Palocci en la que el exministro de Economía acusaba al gobierno de Lula de recibir periódicamente sobornos de 50 mil reales (alrededor diez mil dólares). 

Lula no cuestionó directamente la información de Bolsonaro, prefiriendo dirigir su respuesta a los logros de su gobierno. El exlíder sindical destacó el crecimiento de Petrobras durante su gestión y afirmó que su gobierno estuvo marcado “por la mayor política de inclusión social, por la mayor generación de empleos, por el mayor aumento del salario mínimo, por la mayor política de inversión en agricultura familiar”.

Bolsonaro: la corrupción como eje de los ataques

En el otro extremo, la campaña de Bolsonaro celebró el choque con Lula por la corrupción en el debate de este domingo y planea repetir la fórmula en futuros enfrentamientos. El hecho, según los aliados de Bolsonaro, dio la impresión de que Lula estaba evadiendo la pregunta y aumentó el rechazo del electorado hacia él.

Pero si el presidente tuvo una ventaja al confrontar a Lula sobre la corrupción, esta se esfumó al atacar a las mujeres a través las figuras de la periodista Vera Magalhaes y la candidata Simone Tebet, de quienes dijo que son “una vergüenza”. Además de ser sexista, lo que no ayudó a captar el voto femenino, sus palabras provocaron una fuerte reacción de sus opositores, de acuerdo al análisis del comando de campaña del líder de ultraderecha.

Esos momentos en los que Bolsonaro pareció perder el eje reforzaron la tesis de una parte del entorno más cercano del mandatario, que entienden que ya no debería asistir a los debates en primera vuelta. Una menor cantidad de apariciones en medios también ayudaría a mantener firme a su electorado y disputar el voto de los más pobres que empezaron a recibir el Auxilio de Emergencia hasta fin de año, de acuerdo con Folha de Sao Paulo.

Tebet: la sorpresa

La sorpresa del domingo fue sin dudas Tebet, candidata presidencial por el derechista Movimiento Democrático Brasileño (MDB) y una de las principales críticas a Bolsonaro durante el debate. Su principal cuestionamiento fue por cómo el mandatario gestionó la pandemia de covid-19 en un país que es el segundo del mundo con más muertes causadas por el virus, únicamente superado por Estados Unidos. 

En uno de los momentos más polémicos del debate, Bolsonaro atacó a la periodista Magalhães: “Estás enamorado de mí. No se puede tomar partido en un debate como este. Hacer acusaciones mentirosas sobre mí. Eres una desgracia para el periodismo brasileño. Yo no pedí tu opinión“, disparó Bolsonaro cuando la periodista le preguntó sobre su cuestionada gestión de las vacunas contra la covid-19. Tebet le preguntó a Bolsonaro por qué sentía tanto rechazo hacia el sexo femenino y le dijo que es un misógino que defiende a los hombres que torturan mujeres.

Tebet fue, según el canal Bandeirantes, una de las principales búsquedas de los usuarios en Google durante el debate. La senadora representa la cara del gobierno de Michel Temer luego del derrocamiento de Dilma Rousseff, que unió al MDB con el PSDB: los dos años de esa gestión llevaron adelante el techo del gasto fiscal por dos décadas y la reforma laboral. El PSDB de Cardoso renunció a tener candidato tras la desistencia del exgobernador paulista Joao Doria y fue así como surgió el nombre de Tebet.

Bolsonaro acorta distancias

Según una encuesta del Instituto FSB que se difundió este lunes, el expresidente Lula reúne un 43 por ciento de intención de voto, mientras que Bolsonaro aparece en segundo lugar con el 36 por ciento. El líder del PT cayó dos puntos en una semana, de cara a las elecciones que se llevarán a cabo el dos de octubre. En tanto, el actual mandatario se mantuvo con la misma cifra respecto a los resultados de la encuesta anterior, divulgada el 22 de agosto.

Como la pesquisa de FSB tiene un margen de error de dos puntos, la variación de Lula estuvo dentro de ese rango estadístico. De todos modos, los sondeos recientes de varias consultoras indicaron que Bolsonaro redujo paulatinamente su desventaja frente a Lula.

El candidato por el Partido Democrático Laborista (PDT), Ciro Gomes, cuenta con el nueve por ciento de intención de voto, tres puntos porcentuales más que la medición pasada. Luego aparece Tebet, del MDB, con cuatro por ciento. En un escenario de segunda vuelta, el 30 de octubre, Lula vencería contra los distintos candidatos, mientras que Bolsonaro perdería con cualquiera de ellos. 

Si compiten Lula y Bolsonaro, el candidato del PT obtendría un 52 por ciento de los votos y el líder de ultraderecha alcanzaría el 39 por ciento. La encuesta se hizo entre el 26 y el 28 de agosto, por lo que no captó el impacto del primer debate entre los candidatos realizado en la noche del domingo en San Pablo.

About the Author

You may also like these