Los familiares y amigos de los futbolistas coparon el campo de juego del estadio Lusail

Foto Fernando Gens
Foto: Fernando Gens

Los familiares y amigos de los futbolistas del seleccionado argentino coparon el campo de juego del estadio Lusail después de la ceremonia de premiación de la Copa del Mundo.

Papás, mamás, hijos e hijas, más otros familiares y amigos de los jugadores del nuevo campeón del Mundial de Qatar 2022 saltaron de las tribunas al césped del estadio para celebrar el título y se quedaron hasta casi dos horas después del penal convertido por Gonzalo Montiel que definió la serie a favor de la Argentina.

Un puñado de niños y niñas se puso a jugar al fútbol, otros saltaban y algunos se fueron a llevarse un pedazo de red de recuerdo.

La marea “Albiceleste” ocupó gran parte del terreno de juego del estadio Lusail y le permitieron a los futbolistas tener una imagen imborrable del momento más importante de sus carreras.

Messi se qued con Antonela y sus tres hijos Thiago Mateo y Ciro sentado en uno de los escalones del escenario de la premiacin
Messi se quedó con Antonela y sus tres hijos Thiago, Mateo y Ciro sentado en uno de los escalones del escenario de la premiación.


El capitán Lionel Messi se quedó con su esposa Antonela y sus tres hijos Thiago, Mateo y Ciro sentado en uno de los escalones del escenario utilizado para la premiación y obligó a que la organización le tenga que hacer un “corralito” humano para evitar que los pocos curiosos que pudieron saltar pudieron interrumpir ese momento.

Luego, el ’10’ fue subido en andas por sus compañeros y le ofreció la Copa del Mundo a la hinchada que se estaba ubicada en una de las cabeceras del estadio.

En un momento se intentó un completar la tradicional vuelta olímpica pero Messi llegó hasta un costado y luego tuvo que volver al centro del campo.

Cuando la mayoría de los futbolistas se fueron al vestuario, los familiares y amigos seguían en el campo de juego y se sumaban a las canciones de los fanáticos.

Argentina es el nuevo campeón del mundo y los protagonistas pudieron vivir y compartir la alegría con su gente con lo que suelen decir están “en las buenas y en las malas”.

About the Author

You may also like these