Irán: arrestaron al abogado de dos periodistas encarceladas  | Las reporteras habían escrito sobre la detención y muerte bajo custodia policial de Mahsa Amini

Las autoridades iraníes detuvieron al abogado de dos periodistas encarceladas tras haber escrito sobre la detención y muerte bajo custodia policial de la joven kurda Mahsa Amini, episodio que desencadenó una ola de protestas en todo el país. 

Mohammad Ali Kamfirouzi, abogado de varios activistas y periodistas, fue detenido”, indicó el diario reformista iraní Ham Mihan y recogió la agencia de noticias AFP. Con su detención, se eleva a 25 el número de abogados presos con relación a las protestas.

 La muerte de Amini, de 22 años, el 16 de septiembre pasado tras ser detenida por llevar mal colocado su velo islámico, desató unas multitudinarias protestas en todo el país. 

La detención de las periodistas

Entre los clientes de Kamfirouzi están Niloufar Hamedi y Elaheh Mohammadi, las dos periodistas que fueron detenidas por cubrir la muerte de Amini. Hamedi, que trabaja para el diario reformista Shargh, fue arrestada el 20 de septiembre después de visitar el hospital donde Amini permaneció tres días en coma antes de morir.  La detención ocurrió el miércoles, según aseguró el hermano de Kamfirouzi, citado por el diario Ham Mihan. 

Mohammadi, periodista del diario Ham Mihan, fue arrestada el 29 de septiembre después de viajar a Saqez, la ciudad de origen de Amini en la provincia del Kurdistán, para cubrir sus funerales. Ambas fueron acusadas el 8 de noviembre de propaganda contra el Estado y de conspirar contra la seguridad nacional, delitos que se castigan con la pena capital bajo la sharia iraní, la ley islámica. 

El abogado de Kamfirouzi, Mohammad Ali Bagherpour, declaró que su cliente no había recibido ninguna citación, que desconocía los cargos que se le imputaban y que había sido detenido sin ningún tipo de formalidad legal. La detención ocurrió el miércoles, según aseguró el hermano de Kamfirouzi, citado por el diario Ham Mihan. 

Protestas y represión

El viernes, al cumplirse cuatro meses de la detención de Amini, decenas de personas salieron a la calle en el sudeste del país, en la región del Kusrdistán. Al menos 458 personas murieron en la represión en Irán desde mediados de septiembre, según un informe del 7 de diciembre de IHR (Iran Human Rights), y al menos 14.000 fueron detenidas, según la ONU.

La Justicia iraní afirma que dictó 11 sentencias de muerte en relación con las manifestaciones y ya se produjeron al menos dos ejecuciones. La represión de las protestas provocó la condena internacional, sanciones y la expulsión de Irán de una comisión de la ONU sobre los derechos de las mujeres.

El Consejo Económico y Social de la ONU votó el miércoles expulsar de inmediato a Irán del principal organismo mundial que lucha por la igualdad de género debido a su violación sistemática de los derechos de las mujeres y las niñas, una decisión que Estados Unidos calificó de “histórica” e Irán afirmó que se basó en “acusaciones fabricadas”.

About the Author

You may also like these