El viagra no es para divertirse, es tratamiento


El presidente de Brasil Jair Bolsonaro minimizó la compra de 35.000 comprimidos de Viagra, remedio contra la disfunción eréctil, realizada por las Fuerzas Armadas, un caso que valió un pedido de investigación al Ministerio de Defensa. «Con todo respeto, esto no es nada», afirmó el mandatario al comentar el escándalo de la compra de las pastillas para el Ejército, Marina y Aeronáutica durante un desayuno con líderes de iglesias evangélicas de todo el país a los que les insistió que su Gobierno, pese a las denuncias, no posee casos de corrupción, en el marco de su campaña para buscar la reelección en los comicios del 2 de octubre.Bolsonaro esgrimió la misma explicación dada por el Ministerio de Defensa cuando surgió el caso: que la compra no está destinada a la disfunción eréctil de las tropas y sí al tratamiento de otras enfermedades, pese a que la comunidad médica brasileña advirtió que no era necesario adquirir la que se comercializa con el nombre de Viagra. «Las Fuerzas Armadas compran Viagra para combatir la hipertensión arterial y también enfermedades reumatológicas. Fueron más de 30.000 comprimidos para el Ejército, 10.000 a la Marina y no sé cuántos para la Aeronáutica. Con todo respeto, esto no es nada. La cantidad es para los efectivos de las tres fuerzas y obviamente es usado por los inactivos y los (militares) jubilados», dijo Bolsonaro en un video subido a las redes por uno de sus aliados.De acuerdo al Portal de la Transparencia del Estado, las Fuerzas Armadas compraron 35.000 comprimidos, razón por la cual un diputado elevó un pedido de informes al Ministerio de Defensa para dar explicaciones ante el Congreso. Según los datos oficiales, los medicamentos que contienen la droga Sildenafil fueron adquiridos en ocho licitaciones realizadas por el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea.El diputado Elias Vaz, del Partido Socialista Brasileño (PSB), hizo un pedido de informes para que los jefes militares expliquen esta compra que fue realizada entre 2020 y 2022. El gobierno del presidente Bolsonaro, un excapitán del Ejército de extrema derecha, es el que más militares cobijó en funciones administrativas desde el fin de la dictadura, entre 6.000 y 8.000 con salarios extras.»Necesitamos -dijo el diputado Vaz- entender el motivo de esta compra del Gobierno de Bolsonaro usando dinero público para adquirir Viagra en estas grandes cantidades. Las unidades de salud enfrentan falta de remedios para enfermedades crónicas como la insulina y las Fuerzas Armadas reciben millares de comprimidos de Viagra. Queremos saber».Bolsonaro se encuentra en medio de varias denuncias por sospechas de corrupción y desvíos de presupuesto mediante un fondo de desarrollo del Ministerio de Educación que está administrado por el jefe de Gabinete, Ciro Nogueira, presidente del Partido Progresista (PP), principal aliado del presidente y líder del grupo parlamentario oficialista conocido como «Centrao». En medio de un escándalo por pedido de coimas por parte de dos pastores evangelistas, el mes pasado renunció el entonces ministro de Educación, el presbitero evangélico Milton Ribeiro.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/415103-el-viagra-no-es-para-divertirse-es-tratamiento

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these