El ritmo de contagio baja muy lento en la provincia y preocupa el amesetamiento

Los contagios por coronavirus siguen en descenso pero a un ritmo menor que el de las últimas semanas y empieza a preocupar en la provincia el amesetamiento. La merma en los es demasiado lenta e incluso se registró un aumento en los llamados a la línea 148 en el primer cordón del Conurbano.

Durante la escalada de contagios de enero, la provincia registró un promedio de 4.510 casos diarios durante la semana epidemiológica que va del 4 al 10 de enero.

Pero, a partir de las restricciones horarias que limitaron el funcionamiento de bares y restaurantes, los casos comenzaron a bajar en un promedio de 300 casos diarios. La alerta se encendió en las últimas horas cuando se registró un descenso de menor -de 200 casos diarios- con una tendencia al amesetamiento.

“Seguimos bajando lentamente y en un proceso que ya no es tan rápido como en las primeras dos semanas posterior al pico de enero”, explicó este martes el ministro de Salud, Daniel Gollan, al brindar el reporte epidemiológico semanal.

Otro indicador que el gobierno de Kicillof sigue de cerca para “adelantarse” a los contagios tiene que ver con las llamadas a la línea 148, un servicio para registrar llamados de bonaerenses que presentan una sintomatología compatible con covid.

Según los registros, en el primer cordón del Conurbado se observa que no sólo se detuvo la caída de llamados, sino que existe un leve aumento. En tanto, en el segundo cordón, se puede ver una lenta caída pero con tendencia al amesetamiento.

En cuanto al sistema de fases en la provincia, el sistema que ordena las aperturas según las situaciones epidemiológicas de cada distrito, hubo pocos cambios. Balcarce permanece en la 3 (la más restrictiva), mientras que Bolívar, Lincoln y Lobería mejoraron su situación y ascendieron a la 4.

En el marco de la conferencia, el Gobernador anunció también la extensión del horario nocturno hasta las 2 de la mañana. “Vamos a extender el horario nocturno de 1 a 2 de la mañana”, dijo Kicillof, aunque advirtió que la flexibilización estará “en observación” y se mantendrá “en tanto y en cuanto la situación no desmejore”.

Esta mañana, Kicillof mantuvo una videoconferencia con los intendentes de la costa bonaerense a quien les adelantó extensión del horario nocturno, una medida que los jefes municipales venían reclamando.

En este marco, explicó que “llevamos tres semanas consecutivas de lenta pero persistente reducción de los casos en la provincia, tanto en el Conurbano como en el interior”, y llamó a “seguir con los protocolos”.

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these