El gobierno de Luis Arce tiene la aprobación de la ciudadanía | En caso de una reforma constitucional, el 61 por ciento dice estar a favor. 

Luego de dos años de mandato, más de la mitad de la población boliviana valora de forma positiva la gestión de Gobierno de Luis Arce, según la última encuesta del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) publicada este jueves. Mientras que la oposición no supera el cuarenta por ciento en imagen positiva.

La nueva consulta, décima que realiza la institución en Bolivia desde 2019, muestra que la sociedad del país andino continúa respaldando al Gobierno Nacional, cuyo presidente, Luis Arce, recoge una imagen positiva del 47,8 por ciento de los encuestados. En comparación con los resultados de mayo 2021, la imagen de Arce descendió solamente un 1,3 por ciento.

Sumado a esto, un 51 por ciento valora de manera positiva la gestión del gobierno de Arce. Según la encuesta, el aval de la ciudadanía se sustenta en la buena valoración de la gestión económica. Sumado a esto, al ser consultados sobre el nivel de adhesión al actual gobierno, 47,1 por ciento de los bolivianos manifiesta su apoyo, de los cuales un 30,2 por ciento manifiesta un apoyo total y un 16,9 por ciento un apoyo parcial. Mientras, el 42,7 por ciento de los bolivianos rechaza al gobierno, pero el 22,1 declara sentir rechazo total y un 20,6 un rechazo parcial.

La oposición en la baja

En cuanto a la oposición, la mayor parte de quienes manifiestan rechazo contra el gobierno actual opina que la oposición no tiene un liderazgo definido y al ser consultados sobre los sentimientos que les despiertan los principales referentes del sector, el 75 por ciento manifiesta sentir indiferencia, decepción o rechazo.

La imagen positiva de los principales referentes de la oposición que ostentan cargos de elección popular se ubica por debajo de 40 por ciento. Fernando Camacho, actual gobernador del Departamento de Santa Cruz y líder del partido conservador Creemos, registra una imagen positiva de 22,6 por ciento, contra un 67,1 de imagen negativa.

Manfred Reyes Villa, militar y alcalde de Cochabamba, cuenta con un 35,7 por ciento de imagen positiva, mientras que Eva Copa, alcaldesa de la ciudad de El Alto, tiene un 34,1 por ciento. En términos de expectativas sobre el desempeño electoral de la oposición, solo un tercio de los encuestados considera posible que la oposición pueda gobernar Bolivia en el futuro cercano.

Mayoría para una reforma constitucional

En lo que refiere a la posibilidad de llevar a cabo una reforma constitucional, el 61,4 por ciento se declaró a favor, mientras que un 27,1 por ciento en contra. A comparación de los resultados obtenido en marzo de este año, el porcentaje a favor de la reforma subió un 2,5 y el porcentaje en contra descendió un 3,5. La última reforma constitucional en Bolivia tuvo lugar en el año 2009 bajo el mandato del ex presidente Evo Morales. A principios de este año, Morales expresó sus intenciones de reunirse con la asamblea constituyente del 2009 y se pronunció a favor de otra reforma ya que, según el ex presidente, los tiempo cambian y las constituciones deben someterse a las necesidades del pueblo.

Los recursos de Bolivia

En cuanto a la administración de sus valiosos recursos naturales, los ciudadanos bolivianos expresaron con un 80,5 por ciento que no se debería permitir que las empresas extrajeras se dediquen a la extracción del oro en Bolivia, mientras que un 15,5 por ciento piensa lo contrario.

Por otro lado, en lo que respecta a la explotación del litio, el 69,5 por ciento de la población considera que el estado debería nacionalizar el litio porque lo considera un recurso estratégico. Mientras que el 23, 8 por ciento prefiere que empresas privadas participen en la explotación de este mineral ya que nacionalizarlo seria perjudicial para la economía.

El estudio se llevó a cabo entre el 10 de octubre y el 2 de noviembre de 2022 mediante dos mil entrevistas telefónicas en los nueve departamentos del país, en localidades tanto urbanas como rurales, controlando cuotas de género, edad y niveles socioeconómicos

About the Author

You may also like these