Costa Rica votó en segunda vuelta a un presidente que deberá enfrentar la pobreza y el desempleo


Costa Rica elegía este domingo en ballotage a su nuevo presidente, quien deberá enfrentar la severa crisis económica que golpea a una de las democracias más estables y «felices» de América latina. Tanto el exmandatario de centroizquierda José María Figueres como el exministro de Hacienda conservador Rodrigo Chaves aseguraron que su prioridad será la economía, aunque la campaña tuvo más acusaciones que propuestas. Chaves, quien carga con una sanción por acoso sexual, aventajó levemente en los sondeos a Figueres, un ingeniero industrial señalado por corrupción. Al mediodía ya habían votado los dos candidatos: Chaves en un colegio en el centro de San José, y Figueres en otro en la periferia de la capital. «Salgan a votar, salgan a votar, salgan a votar; vamos a ganar, esto va a ser un tsunami, vamos a barrer», dijo Chaves tras cumplir el trámite. En tanto, Figueres llamó a «votar con alegría, respetando las preferencias de cada quien, pero reforzando el sistema democrático» del país.
Chaves y Figueres fueron los dos candidatos más votados en los comicios del seis de febrero, ambos por debajo del 40 por ciento de los votos y delante de otros 23 aspirantes a la presidencia, una suma inédita en la historia democrática del país. De 60 años, Chaves es un economista que trabajó más de 30 en el Banco Mundial. También fue ministro de Hacienda del actual gobierno de Carlos Alvarado, por 180 días, entre 2019 y 2020. Ingeniero industrial de 67 años, Figueres ya fue presidente entre 1994 y 1998 y es hijo del histórico mandatario José Figueres Ferrer, quien abolió el Ejército en 1948.Chaves propuso durante su campaña reducir el tamaño del Estado, rebajar las cargas sociales y las trabas a la inversión, pero su mensaje se centró en prometer una lucha frontal contra la corrupción de la que culpa a los partidos tradicionales como el Partido Liberación Nacional, al que pertenece su rival. Figueres en cambio basó su campaña en ofrecer su experiencia como expresidente y en entidades como el Foro Económico Mundial, y prometió programas para reactivar la economía y el empleo con una visión más dirigida a fortalecer el papel del Estado.La pobreza afecta al 23 por ciento de los habitantes del país, que sufrió una de las mayores caídas de empleo en la región entre 2019 y 2020 (-14 por ciento), según Cepal. Además la deuda del país equivale al 70 por ciento de su PBI. Pese a los contratiempos, Costa Rica encabeza el ranking en América latina de las naciones «más felices» del mundo, según el último World Happiness Report.A las urnas estaban convocados 3,5 millones de costarricenses. En la primera vuelta la abstención se ubicó en un histórico 40 por ciento, por lo que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), los candidatos y los medios de comunicación insistieron en la importancia de que la población vaya a votar. «La jornada ha transcurrido de manera regular y las personas han ido acudiendo a las urnas cumpliendo con los protocolos de salud básicos», afirmó en conferencia de prensa la presidenta del TSE, Eugenia Zamora, al cierre de los comicios.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/412937-costa-rica-voto-en-segunda-vuelta-a-un-presidente-que-debera

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these