Cayó una banda que cometía entraderas luego de que los monitorearan con un rastreador GPS

Fotos Prensa Polica
Fotos: Prensa Policía.

Seis personas fueron detenidas acusadas de integrar una banda delictiva que cometió al menos tres entraderas entre junio y septiembre a viviendas en las que robaban joyas, dinero y objetos de valor y lograron ser descubiertos luego de que los investigadores colocaron un rastreador satelital en uno de los automóviles en los que se movilizaba la organización y que utilizaban para concretar los asaltos.

Fuentes policiales y judiciales aseguraron que uno de los integrantes de la banda es un hombre apodado “El Chuli” que está detenido en la cárcel de Ezeiza y que, se sospecha que desde su celda, coordinaba con los otros miembros de la organización los robos y la división del dinero y las joyas que robaban.

El operativo

Las detenciones fueron concretadas en las últimas horas por personal de la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad tras cuatro meses de investigación y las seis personas apresadas quedaron a disposición del juez en lo Criminal y Correccional 4, Martín Yadarola.

Según los investigadores, la pesquisa se originó a raíz de un robo ocurrido el 16 de junio pasado en una casa en la calle Ciudad de la Paz al 3100, en Núñez, donde un hombre, su esposa y su hijo fueron sorprendidos por cuatro hombres que los maniataron, los amordazaron, los golpearon y les robaron unos 9.000 dólares que tenían como ahorros.

Tras concretar el asalto, los delincuentes huyeron en un Renault Megane color gris, que quedó filmado en algunas cámaras de seguridad.

Tras una serie de investigaciones, el personal policial logró establecer que ese vehículo era estacionado en un garaje en el barrio de La Boca, que llevaba una patente de otro auto que había sido robado meses antes y que estaba a nombre de un hombre con antecedentes por robos.

El uso del rastreador

Fotos Prensa Polica
Fotos: Prensa Policía.

Ante esa situación, los pesquisas colocaron de manera encubierta un rastreador satelital en el rodado y comenzaron a seguirlo.

Fuentes policiales y judiciales lograron establecer que ese mismo auto fue utilizado luego para concretar otros dos robos, uno de ellos el 12 de agosto en una casa en el barrio de la Recoleta; y otro el 23 de septiembre en una vivienda ubicada en la Diagonal 75, entre las calles 19 y 20, de la ciudad de La Plata, donde fueron víctimas un matrimonio de ancianos de 87 y 85 años.

Con los datos obtenidos a través de cámaras de seguridad y mediante escuchas telefónicas, los pesquisas pudieron identificar a ocho sospechosos, sobre quienes el juez Yadarola ordenó su detención.

“No serían hechos delictivos aislados, sino que formarían parte de una variada gama de conductas delictivas llevadas a cabo con frecuencia y de manera organizada por un nutrido grupo de personas emparentadas a tal fin (que contarían, entre otras cosas, con armas de fuego, vestimenta similar a la utilizada por las fuerzas de seguridad, aparatos de comunicación que modificarían constantemente, y diferentes vehículos -entre ellos, al menos uno previamente sustraído y al que le habrían colocado chapas patente de otro similar-)”, dice la resolución del juez en la que solicitó la detención de los sospechosos.

Finalmente, la policía logró la detención de seis personas, entre ellas una mujer, explicaron las fuentes.

Fotos Prensa Polica
Fotos: Prensa Policía.

La banda

Entre los detenidos está el presunto jefe de la organización, de nombre Martín, y también uno de sus principales integrantes, un hombre llamado Federico Horacio Chuliver, apodado “El Chuli”, que purgaba una condena a 31 años de prisión por cuatro secuestros extorsivos agravados y una tentativa de homicidio y que se halla alojado en el Pabellón “F” del Complejo Penitenciario I de Ezeiza.

Para lograr la detención de los sospechosos, el juez ordenó 14 allanamientos, en los que la policía secuestraron varios de los automóviles utilizados en los hechos, vestimenta similar a la policial, armas, teléfonos celulares y dinero y joyas que presuntamente fueron parte del botín robado en los distintos hechos que se les imputan.

Según las fuentes policiales, uno de los procedimientos se realizó en el domicilio de la localidad de Sarandí, sobre la calle Prudan al 1500, donde fue detenido uno de los referentes de la banda, quien estaba a cargo de la logística, incautándose allí dinero en efectivo, la platería, una valija que contenía objetos robados, y un auto Alfa Romeo Giulietta, además de varias llaves de otros vehículos.

En la misma localidad pero en la calle Comodoro Rivadavia al 2500 fue detenido otro de los imputados, a quien se le decomisó un auto Peugeot 208.

Otro de los sospechosos, según la policía, fue aprehendido en un departamento de la calle Terrada al 3300, en San Justo, partido de La Matanza, donde se secuestraron seis relojes de alta gama importados y dos celulares.

Otro de los miembros de la banda, quien estaría a cargo de la guarda de armas, fue detenido en Suárez al 100, en el barrio porteño de La Boca, donde se incautó un revólver, una pistola y unos doscientos cartuchos de bala y un handy, como así también varios juegos de llaves de viviendas, teléfonos celulares y un auto, también Peugeot 208.

En Hernandarias 246, también en La Boca, los efectivos secuestraron una pistola Pietro Beretta con un cargador con dos municiones, y un Citroën Aircross, cinco computadoras y tres celulares, mientras que en un departamento de un edificio en Cullen al 5300, en Villa Urquiza, fueron hallados tres relojes importados, cadenas, pulseras, anillos dorados, 1.450 dólares, 62 mil pesos, dos celulares y una tablet.

About the Author

You may also like these