Canticuénticos vuelve al Konex y llega a Quilmes y Mar del Plata – Om Noticias


El grupo santafesino de músicas para chicas, chicos y familias Canticuénticos realizará varios shows.
El grupo santafesino de músicas para chicas, chicos y familias Canticuénticos llega este domingo al patio del Centro Cultural Konex con su espectáculo «Canticuénticos de Verano», que también estará el sábado 19 en Quilmes y el lunes 21 en Mar del Plata.Además de sus canciones como «La cumbia del monstruo», «Quiero para mí», «El mamboretá», y «Bate con la cucharita», que visitan los ritmos de la región y son conocidas y visitadas por niñas y niños en redes sociales, el grupo trae en esta oportunidad «Canticuénticos en cartón», una colección de libros pequeños en cartoné (hojas duras) pensada especialmente para la primera infancia.»La infancia es un momento decisivo de la vida, en el que se definen cuestiones muy importantes y creemos que desde el arte podemos ayudar a ampliar las miradas, a fomentar la sensibilidad, la empatía, los valores humanos, a relacionarse mejor con el prójimo y con el entorno. El universo de las niñeces es de una riqueza inmensa y con los ‘Canti’ intentamos abordar ese territorio con el mayor respeto, compromiso y cariño», asegura Ruth Hillar (voz, flauta y acordeón) en una primera definición del grupo que lleva 12 años de trayectoria.Hablando sobre los próximos tres shows (Estadio Centenario de la Ciudad de Quilmes, sábado 19 a las 18; Konex, domingo 20 a las 18.30; y Teatro Radio City de Mar del Plata, lunes 21 a las 20), Daniel Bianchi (guitarra, charango y coros) dice que «la energía del vivo es inigualable».»En los discos hay una preocupación por el sonido y la prolijidad en las ejecuciones, pero el vivo tiene otros códigos y si bien no se descuida lo anterior, la energía está puesta en la transmisión, la comunicación, en el ida y vuelta».Integrado por Ruth Hillar, Daniela Ranallo (voz), Laura Ibáñez (voz), Gonzalo Carmelé (bajo y coros), Daniel Bianchi y Nahuel Ramayo (batería, percusión y coros), dos de los miembros del grupo dialogaron con Télam. – Télam: ¿Cuáles destacarían como las principales particularidades de niñas y niños como público?- Ruth Hillar: Cada vez que estamos por subir a escena nos preparamos para la maravilla. Encontrarnos con cientos de nenas y nenes, desde bebés hasta preadolescentes, siempre es una experiencia increíble. Como público son completamente auténticos y sabemos que la concentración y atención que ponen es absolutamente genuina. Si algo no les interesa o les resulta aburrido, no existe el compromiso: se ponen a hacer otra cosa ¡y listo! Vemos que hay chiquis a quienes les encanta participar, y otra parte del público que es más observadora y que, en silencio, no se pierde detalle. Pero lo que siempre vemos desde el escenario son las caritas de encantamiento, de cariño, de sorpresa. Dibujitos y cartas entregados entre canción y canción, besitos voladores que vienen y van…- Télam: ¿Qué han aprendido de niñas y niños en estos más de 12 años de recorrido?- Daniel Bianchi: No dejan de sorprendernos cosas que ya sabíamos antes de empezar, ya que todos siempre hemos tenido contacto con niños: en las escuelas donde trabajamos, en las familias, en los amigos. Esas cosas son la sensibilidad plena, el asombro hermoso que caracteriza el descubrimiento constante y es tan propio de la infancia, la falta de prejuicios, el juego, la curiosidad, la libertad, la pregunta. Todo eso es puesto en juego al subir al escenario, al hacer las canciones, etc. Nos sentimos en un camino en el que seguimos aprendiendo cada día.- T: ¿Cómo ha sido su investigación en los ritmos propios y el folclore en su trabajo musical y qué es lo que más rescatan de esta construcción musical colectiva de la región?- DB: Todos nosotros hemos tocado músicas de distintos géneros antes de ser Canticuénticos, y lo seguimos haciendo. Hemos tocado música académica, contemporánea, jazz, música latinoamericana, tango, etc, pero algo que tenemos en común es que todos hemos participado de agrupaciones de música vinculada con el folclore argentino y latinoamericano. Es el «pulso en común» que nos une. Además de nuestra preferencia personal por estas músicas, creemos que los ritmos y formas folclóricas son los más apropiados para acunar los objetivos de nuestra propuesta. Creemos que son las músicas que mejor nos representan y se prestan para hablar de nuestras temáticas cotidianas, de nuestros paisajes, de nuestros sueños. Son las músicas que nos hacen distintos en un mundo tan globalizado, y creemos que eso es muy valioso al ser puesto en manos de los niños, ya que así se favorece la formación de una identidad y personalidad propia y orgullosa, genuina.- T: ¿Podrían contarnos del espíritu y el motivo de «Canticuénticos en cartón»?- RH: «Canticuénticos en cartón» es la segunda colección de libros dentro del proyecto del grupo. Empezamos hace varios años con los «Canticuénticos en papel» con ilustraciones de Estrellita Caracol y ya llevamos editados nueve títulos, dos de los cuales fueron seleccionados en 2021 por el Ministerio de Educación de la Nación, para ser parte del Plan Nacional de Lectura. Esta segunda colección está pensada para la primera infancia, en un formato más pequeño y un material más resistente, como para facilitar la manipulación a nenas y nenes más chiquitos. En el mes de marzo saldrán los dos primeros títulos: «Acá tá» y «Un remolino», con ilustraciones de Martina Cúneo. Creemos que un vínculo temprano con los libros es uno de los mejores caminos para acceder a la lectura. Y que aprender a leer, sobre todo en un sentido amplio del término, abre puertas al pensamiento, a la reflexión y a la libertad.- T: Ustedes son de Santa Fe y giran por todo el país, ¿son distintos como público niñas y niños de ciudades grandes, el Conurbano, el Interior, pequeños pueblos o son más las similitudes?- DB: Hay cosas en común y cosas muy distintas. En las ciudades grandes hay mucha más costumbre de ir a espectáculos, de salir en familia, y esto hace que el público ya tenga claro a qué va y cómo va a ser el evento. En los pueblos pequeños del interior, un concierto es un suceso para el que la gente se prepara distinto. A veces pasa que los pueblos se visten de fiesta para recibirlo. Pero en todos los lugares a los que vamos, encontramos un público muy dispuesto a participar del concierto, cantando, bailando, jugando, y eso siempre sucede en todos lados.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202202/583965-canticuenticos-vuelve-al-konex-y-llega-a-quilmes-y-mar-del-plata.html

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these