América Latina, ¿hacia una nuevo ciclo progresista en 2021?

Prontamente, quizá durante el primer trimestre del 2021, ya sabremos si las vacunas lograron atajar la pandemia y el mundo se dirige hacia la normalización.

Sólo después, veremos si el esperado efecto rebote en el área económica puede hacerse realidad o si, por el contrario, habrá nuevas oleadas del covid-19 y la recuperación se retrasa más de lo previsto.

Para América Latina, este 2021 es crucial. La política estará caracterizada por sensibilidades abiertas que van a seguir manifestándose durante el año y que ya podríamos ir agendando.

Por lo pronto, ya sabemos que en febrero y abril habrá presidenciales en Ecuador y Perú, respectivamente. Luego, en noviembre, le tocará el turno a Chile, entre otros países.

¿Primer año pospandémico?

El comienzo de año no será el más soñado debido a que el coronavirus sigue acechando con nuevas olas y nuevas cepas, y la mayoría de países ya se preparan para la vacunación masiva.

Así, los Estados inician este año en ofensiva sanitaria, lo que en comparación con el 2020 marca un cambio de rumbo de 180 grados. Sin embargo, que el proceso de vacunación sea lo suficientemente efectivo, democrático e incluyente todavía está por verse.

Podría suceder que el virus salga de los ‘trending topics’ pero que se quede incrustado en poblaciones vulnerables y continúe haciendo estragos, aunque también podría pasar que en un tiempo prudencial la pandemia sea controlada y el mundo vuelva a su proceso de vida cotidiana.

De ocurrir este segundo escenario, los resultados económicos podrían ser incluso mejores de los que se esperan en la región. 

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo de América Latina y el Caribe (PNUD) proyecta un crecimiento de 3,7 para toda la región en 2021, estimación optimista que igual no equipararía a la situación prepandémica.

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these