VIOLENCIA DE GENERO, LABORAL ¿Y DE CLASE?, DURÍSIMA DENUNCIA A UN FUNCIONARIO MUNICIPAL MEDIANTE UNA CARTA ABIERTA AL INTENDENTE

Señor intendente, Cristian Cardozo

Soy docente del programa de la red de apoyo escolar del Partido de la Costa. Trabajè en el programa “En comùn”, en donde, junto con otra compañera, armamos el programa de alfabetizaciòn para niños, en el que realizamos cuadernillos de alfabetizaciòn y capacitamos a las docentes para llevar adelante esta tarea. Trabajo que se realizò con mucho èxito ,en forma articulada con varias escuelas . He trabajado con el compromiso que siento que asumì ,cuando me recibì de maestra ,en un profesorado pùblico. Jamàs tuve inconvenientes en cuatro años de trabajo. por el contrario, me sentì acompañada en las iniciativas para mejorar las condiciones educativas de los niños costeros, tanto por el director del programa anterior ,como por la coordinadora del programa actual. Sin embargo, en el dìa de la fecha, fui vìctima de una situaciòn de violencia laboral y de genero, por parte del Secretario de educaciòn Leonardo Muñoz. Aclaro que nunca ,antes me habìa sucedido algo asì.La razòn del maltrato se debiò a que, en momentos en que comenzaba una reunìon de equipo, yo plateè que era necesario tener en cuenta, para pròximas reuniones la fecha en las que nos reunìemos en forma presencial, ya que resultaba muy dìficil participar por cuestiones econòmicas. Detallè que se volvìa complicado gastar doscientos pesos de pasaje a esta altura del mes, dado que, ganando $ 7500 mensuales y gastando $1800 de internet (que es la herramienta para mi trabajo),no veìa conveniente que las reuniones se planificaran para un dìa 29.Grande fue mi sorpresa cuando, el señor Muñoz me dijo que ” era inaceptable mi planteo y desubicado; que las reuniones no las decidìa yo, sino las autoridades”. Desmereciendo mi pedido en semejante situaciòn de pandemia y crisis econòmica. Tambièn argumentò que “yo ya sabìa cuales eran las condiciones de trabajo y que ,quizàs, debìa evaluar si este era para mì”. Ademàs ,ordenò que me llamara a silencio y , a modo de amenaza velada, me indicò que “esta conversacion seguirìa en privado”. El impacto fue aùn mayor, cuando una compañera quiso intervenir y, dicho secretario, la hizo callar, en una clara actitud machista y abusiva. Aùn peor fue su argumento…”no, no te permito que hables. No le des mas espacio para que continúe “. Parece que, al señor Muñoz, se le volvía insoportable que yo “continúe” ,porque mis palabras ,lejos de provocarle empatìa con una compañera que estaba poniendo sobre el tapete una situación muy dolorosa que vivimos tod@s l@s coster@s, consideraba que, mis dichos eran una afrenta a su autoridad. No conforme, con toda la violencia que ya había desplegado, coronò sus acciones, intentando echarme de la sala sum, a lo cual me negué rotundamente, porque entendìa que ese era mi espacio de trabajo, y porque, en una mezcla de angustia ,bronca e impotencia, sentí, que no debía someterme a semejante trato. Mas allá de la suerte que yo pueda correr con mi trabajo, en el cual me he ganado el respeto de pares y autoridades, me preocupa cual es el enfoque que tienen algunos funcionarios de este municipio en relación a los que mas sufrimos la crisis econòmica. Me pregunto si este gobierno municipal avala la violencia de gènero y laboral (me atreverìa a decir, tambìèn de clase), por parte de algunos funcionarios.Y lo que me resulta, aùn màs doloroso de pensar, es el divorcio de las acciones, en relaciòn a la fuerza polìtica a la que pertenece. Estas no son las actitudes propias que plantean ni avalan los posicionamientos del presidente de la naciòn ,ni del gobernador de de la provincia, todos pertenecientes al frente de todos, igual que este gobierno municipal. En fin, pido disculpas por la extensiòn de mi carta, pero creì necesario informàselo abrigando la esperanza de que esto sea sòlo un hecho aislado y no una pràctica que caracterice a esta gestiòn. SITUACIONES COMO ESTAS NO DEBEN REPETIRSE,NI NORMALIZARSE. Asimismo, destaco la actitud de la coordinadora Gabriela De Brun, por haber continuado la reuniòn ,con el respeto que correspondìa y la de mi compañera que no fue indiferente ante la violencia sucitada. Sin màs, despido atentamente. MARY RAGGIO

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=6244831838863839&id=100000112554182&sfnsn=scwspwa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Om Radio de San Clemente - omradio.ar
VIOLENCIA DE GENERO, LABORAL ¿Y DE CLASE?, DURÍSIMA DENUNCIA A UN FUNCIONARIO MUNICIPAL MEDIANTE UNA CARTA ABIERTA AL INTENDENTE