Posted on

Los operarios trabajan a contrarreloj con la promesa de restablecer el servicio en 48 horas.

En medio de la temporada alta y las vacaciones de inviernoVilla La Angosturasufre un “alerta naranja” porque la ciudad no dispone del suministro eléctrico y de agua desde el viernes. Y el cuadro se complica debido a que los hoteleros revelaron que el 40% de los turistas decidió irse a otras zonas.

Algunos intentaron salir para San Martín de los Andes y otros para Bariloche, porque los hoteles de Villa La Angostura no quieren tomar más huéspedes porque están colapsados con los servicios”, declaró un hotelero a La Angostura Digital.

“Calculamos que si no vuelve la luz para hoy muchos huéspedes van a tomar la misma decisión”, alertó y reconoció: “Los turistas que se han quedado han sido muy solidarios con los hoteles que los están recibiendo, pero no sé si aguantan otro día más sin luz ni calefacción“.

Por su parte, el titular de Protección Civil, Marcos Arreche, explicó que “están esperando la llegada de más personal para ayudar al Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN)”. También estimó que “en 48 horas podrían restablecer todo el servicio eléctrico”.

Mientras tanto, los operarios trabajaban contra reloj para despejar los caminos y restablecer el suministro, pero la acumulación de nieve dificulta las tareas y hay muchas casas que tampoco tienen agua porque no les andan los bombeadores.

“El EPEN pudo reconectar un bombeo de agua. Tenemos funcionando uno, llamado Correntoso, que no da abasto, más el que se instaló el domingo”, explicó a su vez el intendente Guillermo Caruso. También detalló que se hace foco en restablecer el suministro en la zona del bombeo de Lago Correntoso, la distribución del servicio en Barrio Las Balsas, Las Piedritas, Lomas del Correntoso, Los Volcanes y otros sectores aledaños.

Respecto a la situación climática, el coordinador de Centro de Frontera de los dos pasos fronterizos, Eduardo Trombert dijo a LM Neuquén que “hay viento blanco en el sector del límite, intensas nevadas y acumulación de nieve”.

Ante esta situación, los dos pasos fronterizos Cardenal Samoré y Pino Hachado permanecen cerrados. En la ciudad, por ejemplo, se acumularon 1,4 metros de nieve en algunas esquinas, lo que hace difícil hasta la circulación de vehículos.

Como las rutas están congeladas, rige la obligatoriedad del uso de cadenas en ese sector. Y en la cordillera, aconsejan circular con extrema precaución.