Venezuela y los indultos presidenciales: Guaidó sin cartas y la oposición extraviada

El indulto a 110 políticos de oposición supone que el debate interno en ese sector ahora es más complejo y, a su vez, puede contribuir a fortalecer a las facciones que presionan para asistir a las parlamentarias del 6 de diciembre, en detrimento de las alas más radicales.

Antes que ocurriera esto, el Consejo Nacional Electoral (CNE) ya había ofrecido una prórroga para la inscripción de candidaturas. 

De esta manera, los indultados podrían inscribirse como candidatos, según ha aclarado el mismo vicepresidente de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez. Aunque también podrían mantener una actitud abstencionista unánime.

La decisión es parte del reto opositor, que cada vez se vuelve más quimérico: conseguir una mínima o hasta parcial unidad. El problema es que el desconocimiento al interinato de Guaidó de varias corrientes opositoras —como la que encabezan María Corina Machado o el excandidato presidencial Henrique Capriles— hace imposible el establecimiento de una estrategia común, mucho menos en relación al evento electoral que ocurrirá dentro de poco más de tres meses.

Muchos de los indultados se encontraban presos, fuera del país o dentro de él, pero con órdenes de captura. Especialmente quienes participaron en la acción militar del 30 de abril de 2019 —varios de ellos diputados—, en las cercanías de la base aérea La Carlota, en la que se intentó derrocar al Presidente Nicolás Maduro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *