Una legendaria panadería de La Plata llegó a su fin por los tarifazos

Luego de trabajar durante 63 años, la panadería platense no pudo hacer frente a la disparada de sus costos por los aumentos de los servicios y la caída de las ventas por la recesión y tuvo que bajar sus persianas definitivamente.
“Queridos, clientes, vecinos, familias, con dolor les comunicamos que esta casa después de 63 años a partir del 18/01/2019 cerrará sus puertas definitivamente debido a la ya conocida situación económica del país”. Con este breve mensaje escrito con resaltador amarillo y naranja flúo pegado en la puerta de entrada al local, los dueños de la panadería “La Primavera” anunciaron su decisión de bajar las persianas.

La disparada de los costos que implicaron los tarifazos de los servicios públicos (2600% de aumento de luz en 3 años y medio de Macri; y 2000% de suba de gas), la disparada del precio de la harina (uno de los que más subieron en los últimos años merced de la eliminación de las retenciones al trigo y la devaluación del peso) y la caída del consumo por la pérdida del poder adquisitivo del salario conformaron un combo explosivo que está destruyendo comercios y puestos de trabajo.

“Se nos hizo insostenible pagar los servicios” dijo a 0221.com.ar Micaela, la dueña del comercio que llevaba más de seis décadas de trabajo ininterrumpidos. Habían logrado superar la hiperinflación de fines de la décadas del ’80 y la debacle económica de 2001. Sin embargo el combo que les ofreció el modelo económico del gobierno de Mauricio Macri fue demasiado para ellos.

“Vinieron todos a dar su apoyo, no paro de llorar” contó Micaela a ese medio y explicó: “Se nos hizo insostenible pagar los servicios, arrancó con el aumento del agua, siguió con el gas y no paró”.

Micaela empleaba a cuatro personas que ahora, como tantos otros miles de argentinos, caerán en el desempleo.

A su vez, Micaela comentó que la inseguridad agravó aún más su situación, ya de por sí difícil. En ese sentido, detalló que sufrieron alrededor de 27 robos.

La lista de comercios que cierran crece con el correr de los días, en la previa a nuevos aumentos tarifarios. Ante la llegada del último capítulo del comercio con más de seis décadas en la capital provincial, la mujer remarcó: “Estamos muy tristes”.