Un líder de la Cosa Nostra ataca a 7 guardias en prisión, arranca el dedo a uno de ellos de un mordisco y se lo come

Un líder de la mafia italiana Cosa Nostra que está cumpliendo cadena perpetua, atacó a 7 guardias de la prisión, le arrancó el dedo a uno de ellos de un mordisco y luego se lo tragó, informa el diario La Repubblica.

Los hechos ocurrieron el pasado 17 de junio en una cárcel de Roma, pero la noticia se ha dado a conocer solo ahora. Ese día, los guardias realizaban una inspección en la celda de Giuseppe Fanara, de 60 años, cuando este “perdió la cabeza” y los agredió.

El capo de la mafia siciliana tomó a uno de los funcionarios por el cuello, lo golpeó y le mordió el dedo meñique de la mano derecha, que nunca fue encontrado. De ahí que los investigadores concluyeran que el recluso se comió el dedo. El reo también amenazó con matar a los demás guardias blandiendo un palo de escoba.

Traslado a otra prisión

Fanara fue condenado a cadena perpetua en el 2009, tras su detención en una redada contra la mafia en Sicilia. En la prisión romana se encontraba recluido bajo un estricto régimen, reservado para los miembros de la mafia, que aísla a los capos para evitar que dirijan sus clanes tras las rejas.

Ahora ha sido trasladado a una prisión de máxima seguridad de otra región italiana y enfrenta nuevos cargos, que incluyen asalto agravado y lesiones muy graves a un funcionario público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *