Un estudio a gran escala sostiene que nuestros sueños son una continuación de nuestra realidad

Un innovador estudio de más de 24.000 sueños ha proporcionado la prueba más sólida hasta el momento de que nuestros sueños son una continuación de nuestra vida despierta, y que nuestro yo dormido y nuestro yo cotidiano comparten ciertos elementos recurrentes.

“La mayoría de los sueños son una continuación de lo que sucede en la vida cotidiana”, sugieren los investigadores, liderados por el científico informático Alessandro Fogli, de la Universidad Roma Tre, en Italia.

El científico explicó que la vida cotidiana influye en lo que soñamos y viceversa. Esto significa que las preocupaciones en la vida conllevan sueños preocupantes, mientras que los sueños pueden ayudar a resolver problemas que se presentan durante las horas de vigilia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *