Posted on

El Gobierno realizó una pantomima para tratar de cubrirse ante los cortes de luz y las subas de las tarifas.

El gobierno de Cambiemos decidió enviar una carta a las empresas proveedoras Edenor y Edesur, en medio de una masiva ola de caídas del servicio que afecta constantemente a miles de usuarios, sin embargo, mantendrá los tarifazos.

El macrismo decidió realizar una nueva medida de maquillaje mientras continúa beneficiando a sus amigos empresarios, que mañana sumarán un nuevo incremento en las facturas del 32%.

“Dado que una de las preocupaciones de los usuarios damnificados es hoy la incertidumbre por la duración del corte, les solicitamos que refuercen sus canales de atención al cliente para poder darles información más certera y a tiempo”, afirma la carta que lleva la firma del secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.

Sin embargo, un poco más abajo, Lopetegui se muestra condescendiente al admitir que es “consciente” de que “los picos históricos de demanda de energía eléctrica son un factor relevante a la hora de explicar estos episodios”. Y utilizó el viejo y confiable argumento macrista: “Quince años de desinversión no se pueden corregir en tres”.

“De a poco, comenzamos a ver mejores indicadores de calidad del servicio, producto de las inversiones comprometidas en la Revisión Tarifaria Integral (RTI)”, les dijo a los empresarios. “Estas consideraciones no los exime, sin embargo, de las responsabilidades que ustedes asumieron como concesionarios del servicio y que el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) hace cumplir, en el marco de la normativa vigente”, completó.