Schiaretti impone la cuarentena estricta en Córdoba capital y otros municipios

Schiaretti tomó la posta del retroceso de fase que pidió Alberto Fernández a las provincias más afectadas y pasó a ser el primer gobernador en asumir el costo político de un nuevo cierre de actividades por dos semanas en los municipios más complicados por el coronavirus. Se trata de los departamentos de Córdoba Capital, Punilla, Santa María, Colón, Tercero Arriba y San Martín.

Así lo anunció este sábado junto con su ministro de Salud, Diego Cardozo, tras reunirse con las autoridades sanitarias del COE. Con el 77,1% de las camas críticas ocupadas, el gobernador decidió tomar medidas para ralentizar los contagios y evitar la saturación de la capacidad hospitalaria. 

De esta forma, Córdoba -que este sábado registró 1.606 casos- es la primera de las provincias más complicadas en retroceder de fase, un objetivo de la Casa Rosada que, como anticipó LPO, teme “catástrofes focalizadas” del sistema de salud en el interior. Una preocupación que llegó al extremo de analizar imponer el toque de queda en esos distritos.

Resta ahora ver qué hacen las otras provincias de alta densidad poblacional con creciente número de contagios como Tucumán y Santa Fe. En un comunicado conjunto con las firmas de los gobernadores de las 24 provincias publicado como aviso del gobierno nacional este sábado, más allá de las palabras obvias de trabajar “unidos”, no hubo compromisos semejantes, pese a la presión del presidente.

De hecho, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, lejos de sumarse a las restricciones que impulsa Nación, esta sábado anunció nuevas aperturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *