Resultados de la cumbre de la OTAN para China: ¿hacia el camino de la confrontación?

La cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que tuvo lugar este lunes en Bruselas (Bélgica), sirvió para trazar los nuevos lineamientos de la política de la Alianza hacia el país asiático, que podría ser caracterizada por una mayor confrontación.

Declaración de los líderes de la OTAN y reacción de China

Durante una conferencia de prensa previa a la reunión de alto nivel, el secretario general de la organización, el noruego Jens Stoltenberg, subrayó que la Alianza Atlántica debe “reforzar” su estrategia para contrarrestar el ascenso de China. “El desarrollo militar de China, su creciente influencia y su comportamiento coercitivo también plantean algunos retos para nuestra seguridad”, señaló. “Tenemos que abordarlos juntos como alianza”, agregó.

Stoltenberg destacó que el gigante asiático “no comparte los valores” de los Estados miembros de la OTAN, haciendo referencia a la represión de las protestas en Hong Kong. A parte de eso, hizo hincapié en que a lo largo de los últimos años se ve “una importante acumulación militar” por parte de Pekín, que está “invirtiendo fuertemente en nuevas capacidades militares”. 

El secretario general dijo que Pekín “se está acercando” a los países de la Alianza Atlántica en el ámbito tecnológico y llamó a los integrantes de la OTAN a “invertir más en tecnología y también en asegurarse de dar un paso adelante en lo que respecta a las ciberdefensas”.

En el comunicado final de la cumbre, China fue denominada por primera vez como “un desafío sistémico” para la seguridad de los países de la OTAN y el orden internacional. Además, los miembros acordaron aumentar el financiamiento de las actividades de la organización a fin de contrarrestar las amenazas y desafíos que presentan Rusia y China.

Cabe destacar que esto contrasta con las declaraciones al final de la cumbre previa de la Alianza, que tuvo lugar en Londres en el 2019. En ese momento, los países europeos miembros de la OTAN aún no estaban preparados para apoyar plenamente la línea dura de EE.UU. hacia China. 

Ante este panorama, conviene citar la opinión de la canciller alemana, Angela Merkel, expresada después de la cumbre. Merkel subrayó que la decisión de la OTAN de nombrar a China como un desafío no debe ser exagerada, porque China, como Rusia, también es un socio en varias áreas. “Tenemos que encontrar el equilibrio adecuado”, declaró. 

A su vez, la misión de China ante la Unión Europea acusó este martes a la OTAN de exagerar la amenaza que supone el país asiático y “crear confrontación”. En una declaración, desde la representación diplomática se instó a la organización a ver el desarrollo de China “racionalmente” y a dejar de “exagerar varias formas de la teoría de la amenaza de China”, así como a “no usar los intereses legítimos y los derechos legales de Pekín como excusa para manipular la política de grupo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Om Radio de San Clemente - omradio.ar
Resultados de la cumbre de la OTAN para China: ¿hacia el camino de la confrontación?