Reprimieron a puesteros ambulantes tras la marcha de los docentes a Plaza de Mayo

Mientras desarmaban sus posiciones efectivos del ministerio de Ambiente y Espacio Público avanzaron contra los puesteros e intentaron secuestrarles los elementos de trabajo. Ante la presencia de las cámaras de televisión desistieron de hacerlo.
Muy lejos parecen haber quedado aquellas épocas en las que el macrismo quería hacer de la meritocracia el centro de su filosofía política al punto de celebrar la informalidad laboral presentando una “changa” como un ejemplo de emprendedurismo y no ya una muestra de la precariedad a la que obliga la exlcusión para poder ganarse la vida.

Esta vez el oficialismo no vio en los puestos callejeros montados en torno a la marcha docente aquella demostración de hidalguía que supo ver la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, en el puesto que había armado “Juan” para ganarse “una changa” e intentó secuestrar los elementos que decenas de trabajadores informales utilizan cada día para poder subsistir.

“Juan armó esta parrilla en la puerta de su casa para los obreros de la zona. Así ellos almuerzan y él se gana una changa” celebró Stanley en septiembre de 2017 a través de su cuenta en Twitter aunque la marejada de criticas la obligó minutos después a borrarlo.

Este miércoles, sin embargo, los efectivos del ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires la emprendieron contra los puesteros. “Nos quitan la mercadería” denunciaron ante las cámaras de C5N los puesteros mientras intentaban resistir el secuestro de sus puestos ambulantes.

“Estamos pidiendo que nos regularicen, somos trabajadores, no somos ni delincuentes ni ninguna mafia” advirtieron mientras que los efectivos porteños, ante la presencia de las cámaras de televisión, desistieron de continuar con el secuestro y se alejaron.