Reactivación económica, pandemia y agenda social: los temas inaplazables para Pedro Castillo en Perú (más allá de la confrontación política)

Tras una dilatada guerra electoral, Pedro Castillo asumirá la Presidencia de Perú el próximo miércoles, 28 de julio. Su mandato de cinco años tiene por delante duros retos que afrontar, entre los que destacan la resolución de una difícil situación institucional y lidiar con la grave crisis económica que ha traído la pandemia de coronavirus.

El tercer país más extenso de América del Sur, tan solo por detrás de Brasil y Argentina, y el cuarto más poblado, con algo más de 33 millones de habitantes, espera recuperar su credibilidad internacional.

La lucha contra el estigma de la ‘ilegitimidad’

Desde que se conocieron los resultados de las elecciones presidenciales que se celebraron en segunda vuelta, el pasado 6 de junio, y que han terminado con la proclamación de Castillo como presidente, la oposición no ha parado de lanzar acusaciones de fraude electoral y de calificar al nuevo mandatario como ilegítimo.

Estas denuncias fueron proclamadas principalmente por su rival Keiko Fujimori, la hija del expresidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000), quien actualmente cumple prisión por crímenes de lesa humanidad, entre otros delitos, cometidos durante su mandato.

Keiko Fujimori finalmente reconoció los resultados, aunque sigue manteniendo, sin pruebas, que se le robaron miles de votos.

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these