Posted on

El Gobierno insiste en negociar un acuerdo con el peronismo de cara a las elecciones de octubre. Lavagna fue el primero que rechazó el diálogo y se espera que Massa haga lo mismo en una conferencia de prensa este viernes por la tarde.
El Gobierno anunció que negociará un acuerdo con el peronismo nucleado en Alternativa Federal para poder enviar una clara señal a los mercados de cara a las elecciones de octubre. Sin embargo, un día después del anuncio, se conoció el primer rechazo al diálogo. Lo hizo Roberto Lavagna a través de su cuenta de Twitter en donde aseguró que el “Gobierno atraviesa una seria crisis de confianza”.

“Consenso es escucha sincera de los que piensan distinto no marketing”, concluyó el dirigente político.

En una entrevista con CNN Radio, Lavagna sostuvo que “no hay ningún acuerdo, lo que hay es una operación de marketing del Gobierno que carece de sentido, con lagunas profundas como, por ejemplo, hablar de acreedores en una economía que no crece hace ocho años”.

Según el ex ministro ,”ni siquiera hay que tomarlo seriamente como un acuerdo, es una operación de marketing político con vistas a las elecciones”, insistió.

Por su parte, Sergio Massa dará este viernes una conferencia de prensa y se espera que también rechace el acuerdo con el Gobierno.

El Gobierno nacional busca generar una serie de consensos con el el peronismo nucleado en Alternativa Federal.

Entre los puntos del borrador se encuentran “lograr y mantener el equilibrio fiscal”, “sostener un Banco Central independiente, que combata la inflación hasta llevarla a valores similares al de países vecinos”.

Proponer una “mayor integración al mundo, promoviendo el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones”. Además, los firmantes se comprometen a respetar “la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión”.

Otro de los puntos se centra en la “creación de empleo a través de una legislación laboral moderna” y en la “reducción de la carga impositiva, a nivel nacional, provincial y municipal y enfocado en los impuestos más distorsivos”.