Posse tomó distancia del PRO

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, afirmó este domingo tomó distancia del PRO y señaló que es tarea de ese espacio político decidir cuál es el lugar que Mauricio Macri ocupa en su partido primero, para definir su rol dentro de la oposición.

No es asunto del radicalismo ocuparse de eso. Formamos en su momento una coalición de partidos que ratificamos y mantenemos. Bien. Pero el papel que cumpla en ella el expresidente, lo tiene que resolver el PRO. Yo hablo de una necesaria renovación en la UCR, de una conducción integrada, de una puesta en valor de nuestra fuerza para tener otro peso y ser atractivos electoralmente”, señaló el jefe comunal en una entrevista con la agencia Télam. 

Posse, quien este lunes cumplirá 58 años, llegó por primera vez a la intendencia de San Isidro en 1999, y desde entonces fue reelecto en cinco oportunidades para ese cargo, anteriormente ocupado por su padre, Melchor Posse, durante la misma cantidad de períodos. Al no poder renovar su cargo, su nuevo objetivo es convertirse en el jefe del radicalismo bonaerense, cargo que al que también aspira el diputado Maximiliano Abad. 

Por ende, Posse elogió las figuras de dos de sus principales apoyos en su camino a la titularidad del Comité Provincia de la UCR bonaerense: Martín Lousteau y de Emilio Monzó. 

“El paraguas nuestro es Martín Lousteau, es quien nacionaliza nuestra posición política. Y Emilio (Monzó) es una persona con enorme capacidad de diálogo, y una vocación de construir y de abrir puertas todo el tiempo, especialmente en la provincia de Buenos Aires. Fue una figura determinante en la defensa política del expresidente Macri”.

En cuanto a su candidatura para presidir la UCR bonaerense, consideró que la elección interna de octubre “sería lo más sensato” correrla para tiempos de mayor normalidad. El cierre de listas está previsto en principio para el 11 de septiembre: “Hoy, en medio de toda esta conmoción, la interna del radicalismo bonaerense es la prioridad número 400 de nuestra agenda”, afirmó.

En el proceso de recolección de adhesiones a la UCR provincial, Posse y Abad consiguieron entre los dos unas 62 mil nuevas afiliaciones, cifra considerable teniendo en cuenta que en las internas participan no más de 30 mil personas. Abad dice haber logrado la mayoría de esos fichajes, algo Posse se permitió dudar: “Me parece muy bien que se sume al partido tanta gente nueva. Pero yo respondo únicamente por lo que conseguimos nosotros, hasta tanto se constate efectivamente que no se usaron datos públicos” para esas afiliaciones.

Respecto de la articulación política con el peronismo, el intendente destacó como “muy buena” la actuación coordinada del Gobierno nacional, el gobernador y los municipios. “En Provincia, más allá de algún desajuste inicial lógico, venimos trabajando eficazmente con el gobernador Axel Kicillof”.  

A la vez, destacó el comportamiento de los intendentes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) durante la pandemia del coronavirus y se mostró por “volver a la calle” para que la gente pueda “reencontrase con el trabajo”, aunque respetando los protocolos de cada actividad y observando las correspondientes medidas de bioseguridad.

“La salud y la economía no tienen por qué estar desencontradas. Las industrias no son fuente de la enfermedad. El motor del contagio es el hecho de no cumplir con las medidas de bioseguridad. Ojo, acá en el municipio no actuamos a lo Bolsonaro”, dijo Posse.

“Esta crisis sanitaria nos dio visibilidad a los intendentes, que hemos aprendido mucho, y también nos ha enseñado a todos a dejar egoísmos de lado”, dijo.

“Se han hecho las cosas bien. No hay una comuna en la que no se hayan pagado los sueldos y los aguinaldos”, apuntó Posse al señalar los distintos mecanismos (créditos, los ATP, etc.) de los que se valieron los intendentes para contrarrestar la falta de financiamiento por la caída de la recaudación municipal y poder estar al día. “Cada municipio necesita un traje a medida”.

Por último, Posse estimó que la actuación de los gobernadores e intendentes del radicalismo frente a la pandemia redundará en beneficio de la UCR y de la oposición en general. Aunque aclaró: “Siempre que sigamos mostrando una presencia positiva e inteligente”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *