Posted on

Melani Imvinkelried imploró por la aparición de su hermana y mostró su furia tras enterarse del asesinato. “”LA MATARON”, posteó en su cuenta de Twitter.
Los 44 mil habitantes de la ciudad santafesina de Esperanza no ocultan su estupor tras el hallazgo del cuerpo de Agustina Imvinkelried. La adolescente de 17 años fue víctima de un femicidio. Todo indica que fue perpetrado por Pablo Trionfini, un empleado municipal de 39 años, quien se quitó la vida.

“LA MATARON. No falleció. Pido por favor que nos respeten como familia, principalmente los medios de comunicación y aquellos que que hacen comentarios por hacer”, lanzó Melani Imvinkelried en Twitter horas después del hallazgo.

Fue una de las que más activamente participó de la búsqueda de su hermana. A través de su cuenta en Twitter fue aclarando los trascendidos y desmintiendo las versiones periodísticas sobre el paradero de Agustina. La búsqueda la inició este domingo.

Pese a que en Esperanza se decía que encontraron el teléfono celular de la menor, la hermana lo desestimó. También aclaró que abrieron el Facebook y por eso la vieron conectada.

La familia Imvinkelried cuenta con apoyo psicológico desde el momento del hallazgo del cuerpo de la adolescente de 17 años