Posted on

La medida fue anunciada por el líder de Camioneros, quien mantiene un duro discurso contra el Gobierno. Se pliegan los sindicatos más desde el plenario de la CGT.

El secretario general de Camioneros, Hugo Moyano, confirmó un paro nacional con movilización contra el ajuste y el reclamo de un cambio en las políticas económicas de Cambiemos. Horas antes, el secretario adjunto del gremio, Pablo Moyano, anunció que el paro general será el próximo 30 de abril.

“Seguramente hoy sera una jornada muy importante donde desde un sector del movimiento obrero vamos a decretar un paro general para el 30 de abril en rechazo de la política económica de este gobierno que esta despedazando el trabajo argentino”, aseguró Pablo Moyano en un video en el que le envía un saludo a la multisectorial 21F de Mendoza y al Partido Justicialista de esa provincia.

Los gremios “combativos” de la CGT que integran el Frente Sindical, al igual que la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky y la CTA Autónoma de Pablo Micheli, anunciaron un paro nacional para el martes 30 de este mes. Este anuncio es un claro desafío a la conducción de la CGT, a la que buscan meter presión para que también convoque a un paro general.

En la sede del SMATA se llevó a cabo un plenario de regionales del Frente Sindical (grupo de gremios “combativos” de la CGT que se apartaron de la conducción de la central) en el que participaron el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano; el titular del SMATA, Ricardo Pignanelli; el de Bancarios, Sergio Palazzo, y el de Pilotos, Pablo Biró, entre otros dirigentes.

Esta mañana, en diálogo con El Destape Radio, el secretario General de APLA, Pablo Biro, anticipó que en el plenario del Frente Gremial propondrán un paro para el 30 de abril. En Habrá Consecuencias, Biró aseguró “pertenecemos a la CGT pero no podemos seguir esperando. Si no se decide un paro general, lo vamos a llevar adelante nosotros”.

Por su parte, los gremios del transporte que integran la CATT llamaron días atrás a un paro para la jornada siguiente, el 1 de mayo, en reclamo de la actualización del Impuesto a las Ganancias.