Mantener un auto chico cuesta la mitad de un salario promedio

El año pasado, el costo de usar un vehículo de gama baja para ir a trabajar y para salir los fines de semana aumentó un 51%.
Un estudio del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) reveló que en 2018 el costo de mantener un auto chico aumentó 51%, mientras que uno de gama media un 48% y de gama alta hasta 47%.

En general, el gasto de la canasta automotor se aumentó un 109% los últimos dos años, más de 23 puntos por encima del promedio general de precios. Por lo tanto, se necesita más de la mitad de un salario medio, un 56%, para poder costear los gastos de un automóvil económico en caso que se lo utilice para ir a trabajar todos los días y para salir el fin de semana.

Según la Undav, en enero de 2019 se estimó que el salario promedio bruto es de $35.495. Sobre ese sueldo, hay que descontar por mes los siguientes gastos: combustible, peajes, garage, lavadero, VTV, patente y seguro.

“Este año se necesita 20% más de salario medio que en 2016 para mantener un vehículo” chico, señaló el informe.

Los aumentos se explican por las subas en los siguientes ítems: el peaje en zonas urbanas (63,5%), el combustible (56,9%), la VTV (43%), y el estacionamiento (37%). La canasta también incluye lavadero, seguro y patentes.

El informe agregó que el incremento de costos tiene un correlato directo en los precios de las unidades 0Km. Según el indicador de valores que elabora el Ministerio de la Producción, en el 2018 los vehículos nuevos subieron 81,6%. Respecto a 2016 treparon 115% y desde la llegada de Cambiemos, a diciembre del año 2015, los valores se dispararon 185%.

Con el derrumbe de las ventas de enero ya se acumulan 8 meses de bajas consecutivas y mes a mes las caídas son más pronunciadas.