Posted on

El decreto de Macri destruye el deporte argentino y le pone cartel de venta a los bienes del Estado.

El presidente Mauricio Macri y el secretario de Deportes, Diógenes de Urquiza tienen elaborado y listo para su promulgación un DNU para degradar la Secretaría de Deportes en una Agencia, situación que permitiría privatizar, arancelar o incluso vender bienes estatales.

Una investigación exclusiva realizada por el periodista Ernesto Rodríguez III para su web Epechtosport.com reveló el documento que el Gobierno ya hizo circular por distintas dependencias estatales y que se encuentra en poder de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) para que entregue un dictamen de aprobación.

El decreto de nueve páginas plantea una derogación total o parcial de cinco leyes fundamentales para la protección del deporte argentino. Estas son la 20655 del deporte y su modificatoria, la 27202; la 26.573 de creación del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD), al cual el Gobierno ya le había su financiamiento autárquico con la Reforma Tributaria; la 27201, que establece la asignación universal por hijo en el deporte, nunca aplicada por el Gobierno; y la 24.052, que creó la Comisión Nacional de Automovilismo y Motociclismo Deportivo en el ámbito del Ente Nacional Argentino del Deporte.

De acuerdo con lo publicado por Rodríguez el DNU tiene “la misma prosa técnica del proyecto impulsado por Mauricio Macri y su delfín Daniel Angelici que circuló durante octubre último para abrir el juego a las Sociedades Anónimas Deportivas”

La intención es no sólo degradar la agencia, sino también permitir la venta o privatización del deporte argentino y sus bienes,el arancelamiento de actividades, la tercerización de empleos y la eliminación de la Confederación Argentina de Deportes (CAD) una de las pocas organizaciones que se opone al ajuste macrista en el área.

Una vez que el documento (diagramado entre De Urquiza; Macri; y el ex gerenciador de Racing, exterminador del Fútbol para Todos y consejero del presidente, Fernando Marín) consiga el visto bueno de la AABE, algo que se presupone como un trámite burocrático, la próxima semana el macrismo dará inició a una fuerte campaña para lograr la aceptación de los deportistas y la sociedad.

La reformulación de la Agencia de Deportes de la Nación es la llave para la concreción de un meganegocio inmobiliario sobre los terrenos del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD), que Macri busca vender en connivencia con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el presidente del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, quien ya adquirió los terrenos linderos del Tiro Federal a través de un grupo empresario.