Posted on

Luego de que los acusaran de extorsionadores, se suman los reclamos ante la Corte. “Son inútiles”, disparó Zamora.

Los gobernadores enfurecieron con Cambiemos luego de que los radicales los acusaran de “extorsionadores” por presentarse ante la Corte para frenar la medida de Mauricio Macri de quitar el IVA de los alimentos básicos.

Como explicó LPO, la Rosada había iniciado una instancia de diálogo con la que logró reducir de 19 a 13 la cantidad de provincias que se presentaron este lunes en el Máximo Tribunal para retrotraer los decretos del presidente que repercutirán directamente en menos ingresos por coparticipación.

El propio Macri les dijo a sus funcionarios en la noche del lunes que estaba satisfecho con las gestiones para reducir el número de las provincias litigantes.

Pero los radicales complicaron todas las gestiones. Luis Naidenoff y Mario Negri, dos de los integrantes de la nueva mesa política que armó Macri después de la derrota en las Paso, prendieron el ventilador contra los mandatarios.

“Los gobernadores extorsionan, no presionan. Cuando asumió el Presidente golpeaban la puerta porque tenían que pagar salarios. Sólo ocho provincias tenían superávit y a fines de 2018 son 19 en total”, dijo Naidenoff en diálogo con Cadena 3.

Más medido, Negri dijo que “hay muchos gobiernos provinciales que no por decisión del Gobierno nacional se endeudaron en dólares”. “Pero eso no se lo carguen en la cabeza al presidente”, advirtió.

inútiles”, disparó Zamora.

Los radicales rompieron la negociación de la Rosada con los gobernadores

Télam

  • Guardar

LPOHace 48 minutos

Los gobernadores enfurecieron con Cambiemos luego de que los radicales los acusaran de “extorsionadores” por presentarse ante la Corte para frenar la medida de Mauricio Macri de quitar el IVA de los alimentos básicos.

Como explicó LPO, la Rosada había iniciado una instancia de diálogo con la que logró reducir de 19 a 13 la cantidad de provincias que se presentaron este lunes en el Máximo Tribunal para retrotraer los decretos del presidente que repercutirán directamente en menos ingresos por coparticipación.

El propio Macri les dijo a sus funcionarios en la noche del lunes que estaba satisfecho con las gestiones para reducir el número de las provincias litigantes.

Pero los radicales complicaron todas las gestiones. Luis Naidenoff y Mario Negri, dos de los integrantes de la nueva mesa política que armó Macri después de la derrota en las Paso, prendieron el ventilador contra los mandatarios.

“Los gobernadores extorsionan, no presionan. Cuando asumió el Presidente golpeaban la puerta porque tenían que pagar salarios. Sólo ocho provincias tenían superávit y a fines de 2018 son 19 en total”, dijo Naidenoff en diálogo con Cadena 3.

Más medido, Negri dijo que “hay muchos gobiernos provinciales que no por decisión del Gobierno nacional se endeudaron en dólares”. “Pero eso no se lo carguen en la cabeza al presidente”, advirtió.

La Rosada bajó a cinco gobernadores del reclamo ante la Corte

Los gobernadores peronistas enfurecieron con esas declaraciones y la estrategia de la Rosada para contenerlos empezó a tambalear.

El entrerriano Gustavo Bordet, uno de los gobernadores que había frenado su reclamo tras las conversaciones con la Rosada, se presentó ante la Corte este martes. De ese modo pasaron a ser 14 las provincias que denunciaron al Gobierno.

El rionegrino Alberto Weretilneck se había presentado ante la Corte el lunes por la mañana y había retirado la denuncia al mediodía tras dialogar con el Ejecutivo. Este martes salió con los tapones de punta contra Cambiemos y analiza presentar su propio reclamo.

Weretilneck cuestionó “la virulencia de la mesa de anoche de Cambiemos, donde nos acusan de extorsionadores a los gobernadores”. “Piden que tengamos diálogo, vínculos, y por otro nos acusan de extorsionadores”, dijo el gobernador a Vos en Radio de Río Negro.

El más duro fue el santiagueño Gerardo Zamora: “Son tan inútiles que vamos hacia el default porque todos los días se van en promedio 300 millones de dólares del Banco Central. Yo los único que le diría es que se dediquen a gobernar por lo menos lo poco que les queda con cierta dignidad y responsabilidad”, dijo el gobernador de Santiago del Estero.

“Voy a tratar de ser lo más respetuoso posible, porque tratarlos de burros sería tratarlos de ignorantes y esto no lo dicen de ignorantes. La palabra extorsión implica un delito. ¿Reclamar un derecho en la Justicia es una extorsión? Estamos ante la demostración del desprecio que tienen por el federalismo y el republicanismo del que tanto se llenan la boca hablando”, dijo Zamora.