Los infectados a nivel global ya superan los 367.000 y hay 16.000 muertos

La pandemia del nuevo coronavirus ya causó más de 16.000 muertos y 367.000 contagiados en todo el mundo y sigue esparciéndose, mientras los gobiernos de las 167 naciones afectadas continúan implementando medidas para intentar neutralizar el brote que se alza como uno de los desafíos sanitarios más importantes de la historia contemporánea.

Así lo señala el balance global actualizado por la Universidad Johns Hopkins (JHU), que registra que la pandemia del nuevo coronavirus se ha extendido a 168 países y territorios, con un total de 367.457 personas contagiadas y 16.113 víctimas mortales.

Estos números, que son de referencia para gran cantidad de medios en todo el mundo, son un poco superiores al recuento de casos globales que reporta cada día la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde su sede en Ginebra, que hoy fijo los contagios en 334.981 y los fallecimientos en 14.652, desde el inicio de la pandemia que comenzó hace unos tres meses en China.

En las últimas 24 horas se experimentó un ascenso de cerca de 40.000 casos reportados a la OMS y de 1.750 muertes.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo hoy que prácticamente todos los países han sido alcanzados por el coronavirus.

De acuerdo al centro de investigación de la JHU, el número de personas que consiguieron curarse de Covid-19, la enfermedad generada por el coronavirus, asciende a 100.879, mientras China sigue siendo el país con más contagios 81.496 con 3.274 víctimas mortales y 72.817 personas curadas.

Italia con 59.138 contagios encabeza el número de fallecidos, con 5.476, mientras 7.024 personas se recuperaron, en tanto Estados Unidos contabilizó un total de 35.241 contagios y 471 víctimas mortales, informó hoy la agencia de noticias DPA.

España, por su parte, contabilizó 28.768 positivos, 1.813 muertos y 2.575 personas recuperadas, según los datos actualizados hoy, seguido por Alemania con 24.873 casos, 94 fallecidos y 266 personas dadas de alta.

Irán, por su parte, registró 21.638 positivos, 1.685 muertos y 7.913 personas recuperadas.

Este notable crecimiento de casos, que evidencia que la curva de contagios aún no logra su punto de inflexión -salvo en China-, empuja a los 167 países involucrados a implementar diversas medidas como toques de queda, cuarentenas parciales o totales e incentivos económicos, pedidos de ayuda e incentivos económicos para empresas y ciudadanos.

Algunas de estas medidas no han encontrado un camino legislativo fácil en algunos países, como en Estados Unidos, donde los líderes del senado y funcionarios del presidente, Donald Trump, retomaron hoy las negociaciones para un paquete de ayuda de 1,8 billones dólares, tras los desacuerdos que bloquearon su avance durante el fin de semana en el Congreso.

Los legisladores esperaban aprobar hoy el paquete de estímulos, pero las diferencias entre demócratas y republicanos sobre los detalles de las ayudas hacen prever una negociación dura.

En Italia, en tanto, donde en las últimas 24 horas murieron 651 infectados, el gobierno decidió reducir al máximo posible la actividad productiva considerada no esencial y obligó a cerrar miles de empresas y a enviar a casa a cientos de miles de trabajadores a partir de hoy.

Se trata de la tercera vez que el premier Giuseppe Conte adopta medidas restrictivas, que hasta ahora no logran detener la propagación del brote.

En Brasil, en tanto, el presidente Jair Bolsonaro decretó que las patronales podrán dejar de pagar por hasta cuatro meses los salarios de sus trabajadores y argumentó que “es mejor que ser despedido”.

La decisión contrasta con la tomada en medio de la pandemia por el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien decretó un cordón sanitario, ordenó un subsidio por 300 dólares aproximadamente al 75% de los hogares y una moratoria del pago de servicios por tres meses.

Alemania, en tanto, resolvió la ampliación presupuestaria más importante desde la II Guerra Mundial, informó el ministro de Finanzas y vicecanciller, Olaf Scholz, al ser consultado sobre la situación de la jefa de Gobierno, que debió aislarse luego de conocer que había tenido contacto con un médico que posteriormente dio positivo en el test del Covid-19.

Scholz añadió que Merkel le solicitó intervenir en su nombre en el Bundestag (Cámara baja alemana) para defender el presupuesto suplementario aprobado hoy por el Consejo de Ministros que involucra 156.000 millones de euros a causa de la crisis desatada por la pandemia..

El gobierno británico, por su parte, instará a más de 1.5 millones de personas con mayor riesgo de contraer coronavirus a que se queden en sus domicilios por tres meses, mientras advierte al resto de la población que si no respetan las recomendaciones implementará medidas más estrictas como un bloqueo en todo el territorio.

Brasil y Uruguay cerraron su frontera común por 30 días, mientras en Chile, que registró hoy su segunda muerte por la pandemia, vivió su primera noche de toque de queda, una medida rechazada mayoritariamente por los chilenos, que en un ensordecedor cacerolazo el sábado reclamaron una cuarentena.

La policía chilena informó que arrestó a 146 personas que no cumplieron con la medida de excepción que rige todos los días desde las 22 hasta las 5 de la mañana del día siguiente.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202003/443715-coronavirus-a-nivel-mundial.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *