Posted on

Calificó como “politiquería” el debate que se da en el espacio que integran Massa, Pichetto, Urtubey y Schiaretti y habló de “indefiniciones” que complicaron la unidad.

Alejado de Alternativa FederalRoberto Lavagna ratificó su voluntad de ser candidato a presidente por Consenso 19 y volvió a diferenciarse del espacio que lideran Juan Schiaretti, Miguel Ángel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa. El ex economista definió como “politiquería” el debate que se da en torno a si se acercará o no a disputar la candidatura en ese espacio en unas PASO.

“Hubo una serie de indefiniciones sobre dónde van a quedar incluidos algunos actores en el proceso electoral, lo cual dificultó el proceso de unidad”, repasó Lavagna al ser entrevistado por el periodista Jorge Rosales en un evento que organizó la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham) en el Club Americano de Buenos Aires. No los mencionó, pero en los últimos días el precandidato expresó sus dudas sobre Massa y lo descolocó que el mandatario cordobés invitara a Daniel Scioli a unirse al espacio.

“Hay que priorizar la coherencia: no se trata de ganar una elección sino de gobernar. Siempre es mejor la unidad y el diálogo que la separación. El límite es ese, cuando más que una unidad hay un rejunte que termina siendo negativo”, explicó el ex ministro de Economía.

En este contexto, anunció el lanzamiento de un proyecto de ley público para la creación de un Consejo para el Desarrollo Económico y Social, un órgano de participación ciudadana que tiene como propósito principal la “generación de consensos estratégicos de políticas públicas generales y específicas en todos los niveles”, según se lee en las disposiciones generales.

Para Lavagna, la continuidad de Cambiemos y el regreso de una nueva versión del kirchnerismo producirían iguales efectos en la Argentina. “Son distintos, pero son lo mismo. Así no vamos a salir de esta situación de estancamiento, con todos los conflictos de orden social que eso genera. Los resultados están ahí: los dos gobiernos, en situaciones excepcionalmente favorables desde el plano internacional, desperdiciaron las oportunidades que tuvieron”, resumió.