La prensa en la mira: la policía reprimió y detuvo a periodistas en el “cuadernazo”

Uno de los arrestados es Bernardino Ávila el fotógrafo que captó la imagen de una jubilada tras la represión en el verdurazo que dio la vuelta al mundo. Denuncian que la policía fue a buscarlo directamente.
Trabajadores de la cooperativa Madygraf se concentraron este miércoles frente al Congreso de la Nación para realizar un “cuadernazo” para denunciar irregularidades en la licitación para la fabricación de manuales escolares que realizó el ministro de Educación que conduce Alejandro Finocchiaro.

La policía intentó impedir el corte de la avenida Entre Ríos y reprimió a los manifestantes. Sin embargo la avanzada de la Policía de la Ciudad pareció tener un objetivo muy preciso: la prensa. Y en especial Bernardino Ávila, fotógrafo de Página/12 y autor de una de las fotos que dieron la vuelta al mundo la semana pasada.

En ella se puede ver a una jubilada intentando recoger las berenjenas que quedaron desparramadas por el piso luego de la represión policial al “feriazo” que intentaron realizar pequeños productores en Constitución.

Ávila también captó el momento preciso en el que un efectivo de la policía disparaba gas lacrimógeno no ya contra los manifestantes, sino directamente contra los periodistas que cubrían la protesta.

Junto a Ávila también fue detenido Juan Pablo Barrientos, fotógrafo de la Revista Cítrica, y Lucas Martínez, periodista de El Destape, fue golpeado mientras filmaba con su celular las detenciones.

“El tipo, al que identifico como un oficial con casco de moto se me viene encima y se come la cámara, se la come él la cámara” contó Ávila a Página/12 y salió al cruce de la versión policial que indicaba que el periodista había supuestamente agredido al policía. Esta es la versión en base a la cual lo persiguieron y detuvieron bajo la acusación de agresión y resistencia a la autoridad.

Ávila contó que luego de generar el encontronazo el mismo policía empezó a perseguirlo al grito de “es ese, es ese”. “Ahí empiezan a aparecer todos los policías a intentar agarrarme y yo mientras le intentaba hacer fotos al tipo, porque se me viene corriendo con el palo en la mano”, detalló.