Posted on

En diciembre, una familia tipo necesitó $ 25.493,80 para no caer en la pobreza y $10.197 para no caer en la indigencia.
La Canasta Básica Total (CBT), que define el nivel de pobreza, aumentó el año pasado 52,9%, y la Alimentaria (CBA), que define la situación de indigencia, se incrementó 53,5%, ambas por encima de la inflación, que cerró en 47,6% en 2018, según el INDEC.

La CBT aumentó en diciembre un 1,1% y su costo se ubicó a fin de año en 25.493,80 pesos, el ingreso necesario mensual para que una familia tipo de cuatro miembros no sea considerada pobre.

La Canasta alimentaria aumentó en diciembre respecto de noviembre un 0,7% y su costo alcanzó a los 10.197,53 pesos, el nivel mínimo mensual de ingresos para que esa familia no se encuentre en situación de indigencia.

El incremento del costo de ambas canastas, durante el año pasado se ubicaron entre 5 y 6 puntos porcentuales por encima, de la evolución de los precios minoristas del año pasado que llegó a 47,6%.

La Canasta Básica Alimentaria está compuesta por el total de artículos que reúnen los requerimientos calóricos y proteicos necesarios para un varón adulto, mientras la Canasta Básica Total, incluye esos alimentos más el costo de servicios públicos y otros gastos.

El costo anual de ambas canastas que el INDEC releva en el Gran Buenos Aires, se ubicaron por debajo del valor que elabora la dirección de estadísticas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (CABA).

La Dirección General de Estadística y Censos de la CABA, determinó que el costo de la Canasta Alimentaria (CBA) y de la Canasta Total (CBT) se ubicaron en diciembre en 13.193 y 31.349 pesos respectivamente.

En cambio, los aumentos interanuales para ambas canastas en CABA fueron inferiores a los registrados por el INDEC en el área metropolitana, ya que la CBA aumentó 49,1% y la CBT 45,6%, en todo el año pasado, respecto del 2017.