Kicillof admitió que pretendía “un cierre muy fuerte” y alertó sobre el riesgo de colapso sanitario

Axel Kicillof hizo un durísimo diagnóstico sobre la situación sanitaria de la provincia de Buenos Aires y lamentó que Alberto Fernández no impusiera restricciones más severas para tratar de frenar la segunda ola de contagios.

“La situación cambió violentamente”, advirtió el gobernador bonaerense en una conferencia de prensa en la que detalló cómo serán las restricciones horarias en la Provincia. “No es una ola, es un tsunami”, agregó con el tono dramático que tuvo durante toda la exposición. “En las últimas tres semanas pasamos de 2.500 casos a un promedio de 6 mil la semana pasada y a un récord de 10 mil casos. No es sólo lo súbito o la velocidad, sino la magnitud”, señaló.

El gobernador dijo que “está en riesgo” la capacidad de atención de los hospitales bonaerenses y puso como ejemplo el Hospital San Martín de La Plata, donde la terapia intensiva pasó de tener una ocupación del 60% al 90%. “Es un espanto lo que está pasando”, indicó.

“Hay que parar los contagios porque corremos el peligro de que se sature el sistema sanitario. No hay sistema que aguante si no se toman medidas”, alertó Kicillof, que como reveló LPO y en línea con la opinión de los especialistas planteaba un cierre muy fuerte de al menos 10 a 14 días.

En ese sentido, lamentó las restricciones light que impuso Alberto Fernández ante la falta de acuerdo con la Horacio Rodríguez Larreta y otros gobernadores. “Viendo lo que empezó a ocurrir en la ciudad y a la velocidad que venía, nosotros pensamos que había que hacer un cierre muy fuerte durante un tiempo limitado”, reconoció Kicillof.

“Acompañamos estas medidas pero sabemos que la decisión a veces no es cerrar o no cerrar ciertas actividades sino si se cierran antes o después de un desborde. Lo que hay que evitar es el desborde porque si hay desborde después el cierre es mucho más duro y es tardío, advirtió.

“Si no se toma ninguna medida, si no se cambia nada, lo que hay que suponer es que todo sigue igual. Y eso es que los casos crecen, crecen y crecen”, remarcó el bonaerense, que detalló todos los países de Europa y Sudamérica que tomaron medidas restrictivas muy fuertes. 

A pesar de la disconformidad, Kicillof dijo que “va a acatar al pie de la letra” las medidas de Alberto aunque adaptadas al sistema de fases dela Provincia.

“En los municipios en fase 3, con mayor cantidad de contagios, habrá cierre de locales de gastronomía de 23 a 6; prohibición de circular desde las 0 a las 6; y se agrega un cierre de comercios en general desde las 20 a las 6 de la mañana”, anunció. Los municipios en fase 3 son 40.

En tanto, los 16 municipios en Fase 5 tendrán una restricción horaria entre las 2 y las 6; mientras que en los 79 distritos bonaerenses que se encuentran en Fase 4 esa limitación será entre 0 y 6:00. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Om Radio de San Clemente - omradio.ar
Kicillof admitió que pretendía “un cierre muy fuerte” y alertó sobre el riesgo de colapso sanitario