Posted on

El líder del motín posee un frondoso prontuario que incluye un homicidio cuando tenía apenas 12 años y varias fugas de distintos centros de detención para menores. Fue condenado el año pasado a 18 años de prisión.
Marcos Andrade Arpía, Gabriel Mendoza Romero y Carlos Escobar son los tres presos que se amotinaron este jueves y tomaron rehenes en el pabellón de Sanidad del Penal de San Nicolás.

Según consignó el sitio local La Noticia 1 Mendoza Romero es quien comanda el motín.

Conocido como “Gaby”, Mendoza Romero nació en San Pedro y fue condenado el año pasado a 18 años de prisiónn por un homicidio en grado de tentativa tras un violento robo a una familia. El hecho ocurrió en 2013 y fue detenido en 2014 en el barrio Las Flores de Rosario.

En ese entonces tenía 22 años y hacía 10 que había cometido su primer hecho de relevancia: el asesinato de Aldo Daniel Pereyra, de 16, en un boliche llamado Tierra Media. Desde entonces, tuvo una vida signada por la violencia, los actos delictivos y el paso por diversos centros de detención para menores de los que se fugó sistemáticamente.

A los 14, junto a Jorge “Tilito” Negrete, otro peligroso delincuente protagonizó uno de los hechos más violentos de la historia de San Pedro: el asalto a la familia Incisa, hecho que movilizó a cerca de 10 mil personas en esa localidad bonaerense en una marcha que encabezó Juan Carlos Blumberg.

En 2009, ya con 17 años, fue condenado por portación arma de guerra. Cumplió la condena y en 2012 recuperó la libertad.

En julio de 2013 cometió el violento asalto a una familia de apellido Gorosito; el 6 de agosto participó de la entradera a la familia Lavanchy, en la localidad rural de Santa Lucía; el 9 de ese mes, amenazó de muerte a una joven de 27 años. El 12 de agosto de 2014, en medio de un verdadero raid delictivo, participó de un enfrentamiento armado.