España se prepara para volver a la normalidad tras una semana sin muertes por Covid-19

España, uno de los países más golpeados por la pandemia y que ahora se prepara para volver a la normalidad, registró su séptimo día sin fallecimientos por coronavirus y sumó apenas 130 nuevos casos en las últimas 24 horas.

Pese a las alentadoras cifras oficiales, que prevén un retorno a la vida “normal” en poco más de una semana y que concentran la mayor cantidad de diagnosticados en Madrid con 35, las autoridades sanitarias se mantienen alerta ante posibles rebrotes en el norte del país.

Por ese motivo, el gobierno madrileño informó que conservará “algunas restricciones” durante julio y en algunos casos “todo el verano”, indicó la agencia EFE.

Sin embargo, el país detectó hoy un nuevo foco infeccioso en un hospital de la región del País Vasco (norte), que registra 37 casos de coronavirus, y se investiga otro centro sanitario en el que cuatro profesionales dieron positivo.

En total, desde el inicio de la pandemia, España registra 243.605 casos positivos confirmados y 27.136 decesos por Covid-19, según el Ministerio de Salud

El país, que debió habilitar a mediados de marzo el Palacio de Hielo de Madrid como morgue frente a la avalancha de decesos que a principios de abril marcó un récord de fallecimientos con 950, muestra desde hace una semana una evolución favorable acompañada por un proceso de flexibilización de la cuarentena.

Tanto en la comunidad de Madrid como en la ciudad de Barcelona, principales focos del brote, el pasado 8 de junio se avanzó a la fase 2 -de tres- del plan de desconfinamiento puesto en marcha en todo el país para el regreso a la normalidad y que finalizará, en principio, el 21 de junio.

Entre las medidas tomadas se destacan las salidas a los espacios exteriores de bares y restaurantes, que deben ocupar solo un 50% de su capacidad, así como reuniones con familiares y amigos, hasta un máximo de 10 personas.

También se liberará la práctica de deportes de forma grupal o ir de excursión y la apertura de establecimientos hoteleros y museos, con un límite del 30% de su capacidad.

Entre los más recientes avances, uno de los regresos más significativos de este fin de semana fue el del Palacio de Hielo de Madrid, el inmenso centro comercial que debió ser transformado en una morgue provisional en los momentos más duros de la pandemia y que llegó a albergar casi 1.200 muertos por Covid-19 convirtiéndose en símbolo de la tragedia.

Por su parte y con un aforo limitado del 80%, que se controla a través de videosensores, Barcelona celebró este fin de semana el retorno a las playas.

Además, después de tres meses de confinamiento, varias ciudades españolas abrieron las salas de cine con nuevas medidas de seguridad, que incluyen la preventa de entradas y el uso de mascarilla, que se puede quitar una vez ubicados en butacas distanciadas.

En Santiago de Compostela, capital de la región de Galicia, limítrofe con Portugal y una de las primeras en estrenar la “nueva normalidad” el lunes, abrió hoy sus puertas a la Feria del Libro, la primera que se celebra en España, con medidas especiales de seguridad.

A partir del lunes, también se habilitará el acceso a uno de los destinos turísticos más conocidos internacionalmente, las playas de Benidorm, en la costa mediterránea, aunque se deberá reservar su acceso con antelación ya que tendrá capacidad para 26.066 personas, de 40.000.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202006/476148-espana-coronavirus-casos.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *