ESPAÑA, después de la temporada de verano, confinamiento y toque de queda de 22 a 7 de la mañana, comercios abiertos hasta las 18, ¿esto nos espera?

Andalucía tiene una ocupación hospitalaria media del 70% y no va a bajar la guardia. El presidente de la Junta, Juanma Moreno Bonilla, acaba de confirmar una prórroga de dos semanas de las restricciones a la movilidad aprobadas hace 14 días para consolidar la tendencia a la baja de contagios de coronavirus y oxigenar la presión hospitalaria. El cierre perimetral que afecta a toda la comunidad y a cada uno de sus municipios -impidiendo salir a sus vecinos salvo por causa de fuerza mayor- se ampliará hasta el próximo 10 de diciembre, sacrificando así el puente de la Constitución con el que el sector turístico esperaba reactivar sus ingresos.

El objetivo ahora de la Junta es “salvar la campaña navideña”, pero el presidente andaluz no ha hecho este domingo ninguna concesión al optimismo, todo lo contrario, ha machacado con la idea de que estas fiestas “no serán como las del año pasado”, que los encuentros familiares son “el principal foco de contagio”, y que el límite de seis personas por cada reunión probablemente seguirá vigente durante la Navidad. La Junta sí ha flexibilizado las limitaciones al sector hostelero, permitiendo que los bares y los restaurantes podrán abrir para que los clientes recojan pedidos hasta las 21.30 horas (tanto para empresas de distribución como para particulares). Las jugueterías, pensando en la campaña navideña, podrán abrir hasta las 20.00 horas.

“Nada me gustaría más que levantar las limitaciones a la movilidad, pero las cifras no han mejorado tanto. Son malas, están por encima de la media de España y en algunas provincias son peores. El consejo de los expertos es que las medidas continúen”, subraya Moreno.

También se prolonga el toque de queda en todo el territorio: todos los negocios no esenciales, incluida la hostelería, seguirán cerrando a las 18.00 horas, y el movimiento de personas en espacios públicos estará prohibido (y multado) entre las diez de la noche y las siete de la mañana. La capital de Granada y su área metropolitana, con una incidencia de 800 casos por cada 100.000 habitantes -el doble de la media nacional–, mantiene el “cierre total”, aunque se flexibiliza en otros distritos sanitarios de la provincia, que podrán abrir hasta las 18.00 horas como el resto de Andalucía. La situación epidemiológica de la capital granadina es peor, y el comité de expertos hará un seguimiento especial de esta demarcación para evaluar si es posible relajar las limitaciones antes de esos 15 días de plazo (cada seis días).

El comité de expertos sanitarios, reunido este domingo con el presidente andaluz y otros miembros de su gabinete, ha aconsejado mantener las mismas medidas que llevan 14 días en vigor, viendo que en este tiempo se ha logrado “estabilizar” el ritmo de contagios -una media de 3.500 diarios, viniendo de unos 5.500 hace dos semanas-, sin embargo, la presión hospitalaria todavía es “muy alta”.

El 20% de las camas en hospitales de Andalucía están ocupadas por pacientes con coronavirus, y un 50% restante son enfermos de otras patologías. La Junta sostiene que con ese margen del 30% de camas vacías, el sistema sanitario está aún lejos de “colapsar”. Sin embargo, los datos en frío no recogen otra realidad que están denunciando los sindicatos sanitarios: la disponibilidad de camas en este momento también tiene que ver con el hecho de que la Consejería de Salud ha suspendido todas las operaciones, pruebas y diagnósticos que no se consideran urgentes -incluidas en el área oncológica-. El número de pacientes ingresados en UCI también ha descendido, pero al mismo ritmo que se ha incrementado la cifra de víctimas mortales.

La comparecencia de Moreno ha coincidido con un buen balance de datos de los afectados en las últimas 24 horas. Salud ha reportado este domingo 220 pacientes ingresados por Covid-19 menos que en la jornada anterior, el mayor descenso desde que se contabilizan los casos de la pandemia. El total de ingresados es de 2.727 pacientes con coronavirus, 505 en las UCI (el pico máximo de la primera ola fue de 2.727 ingresados y 438 en las UCI). El número de contagios notificado este domingo es de 2.490, también por debajo de la media de casos de la última semana, que se situó en torno a 3.500 diarios. La cifra de fallecidos ha sumado otras 18 víctimas mortales (el sábado fueron 50).

Sevilla y Granada son las provincias con más contagios registrados a diario y con más fallecidos, 16 más en la capital andaluza este sábado y diez más en la ciudad nazarí. Desde que se contabilizan los datos de la pandemia, el pasado marzo, se han recuperado 97.309 andaluces que estuvieron contagiados con el virus (una media de 2.000 diarios). Moreno ha exigido al Gobierno central que habilite una normativa que permita a las comunidades endurecer las restricciones, por ejemplo, ampliar la franja horaria del toque de queda u ordenar el confinamiento domiciliario de los andaluces. Sobre este último punto, el presidente de la Junta ha revelado que esta opción “habría sido necesaria” en algunos distritos sanitarios de Granada.

Por último, Moreno ha adelantado que, en caso de que la curva de contagios no decaiga en Navidad, la Junta habilitará permisos o salvoconductos para que los andaluces que viven fuera de Andalucía puedan visitar a sus familias, saltándose el cierre perimetral que impide la movilidad entre comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Om Radio de San Clemente - omradio.ar