Posted on

Muy por encima del ritmo de la inflación, los combustibles llevan un aumento de 6 pesos desde enero.
La devaluación de los últimos días impactó de lleno en los valores de los combustibles y a ello se sumó el traslado del impuesto que les cobra el Gobierno a las petroleras, lo que derivó en una fuerte remarcación de precios desde este fin de semana.

Shell aumentó sus naftas un 9,5% promedio en todo el país. Desde la empresa, adujeron que el incremento responde en primer lugar al impacto de la variación del tipo de cambio, y luego a la suba del precio del crudo tipo Brent y a la actualización del Impuesto a los Combustibles Líquidos.

Se esperaba que los reacomodamientos de precios en surtidores no fueran mayores al 2,8% durante los primeros días de abril, pero la fuerte subida del dólar de esta semana adelantó todas las previsiones, y marzo se despide con un alza que roza el 10%.

El peso se devaluó un 10,6% frente al dólar en los últimos 30 días. La cotización de la divisa estadounidense avanzó 4,6 pesos en marzo y cerró este viernes a 44,40 pesos tras retroceder 29 centavos ayer como respuesta a los nuevos límites fijados a las entidades financieras para las posiciones en Leliq.

También aportó a la ecuación de costos la recuperación del precio del crudo brent que viene con un tendencia alcista en las últimas semanas y ayer cerró a US$ 68,39 el barril.

A estas dos variables se sumó la ya prevista segunda etapa del incremento impositivo a los combustibles del 11,6% -de actualización trimestral- que el gobierno nacional decidió desdoblar este mes para morigerar su impacto en la variación de precios de la economía. Así, hubo un ajuste a principios de marzo y otro este fin de semana, que se suponía representaba un 1% en el gasoil y 1,5% en la nafta.

17% en tres meses
La nafta arrancó el 2019 con una llamativa caída de su valor, al bajar de los $37,21 de diciembre a $36,99 en los primeros días de enero. Pero la buena noticia duró poco. Al mes siguiente comenzó su camino alcista: $37,62 en febrero; $38,67 a inicios de marzo y ahora se va a $43,36 (Shell), es decir, 17,2% de incremento en tres meses.

Se espera que las competidoras de la petrolera holandesa adopten similares incrementos en los próximos días.

En 2018, las naftas tuvieron 14 retoques de precio y en total subieron un 64,2% como consecuencia de la megadevaluación del peso del 105%. Los combustibles tienen los precios liberados desde fines de noviembre de 2017 y su cotización quedó atada al valor de la divisa estadounidense y al precio del crudo internacional.