Posted on

El Presidente brindó una entrevista radial, aseguró que la crisis económica se debió a una desconfianza de los mercados y volvió a culpar a las elecciones.

En plena corrida cambiaria y ante la suba pronunciada del riesgo país, el presidente Mauricio Macri aseguró que los mercados dudaron de la “convicción” del Gobierno para “seguir en este camino” y volvió a culpar a las elecciones por la crisis económica. En medio de una fuerte pérdida del poder adquisitivo y creciente inflación, el mandatario le pidió a los argentinos “seguir remándola”.

“El FMI nos dio el préstamo más grande de la historia del organismo, pero los mercados son distintos, es otro mundo. Son tipos detrás de una computadora, que compran, venden, que tienen una visión de corto plazo, buscan la oportunidad. Y hoy dudaron”, dijo a Radio Fónica de Rosario.

“Ayer y hoy dudaron de nuestra convicción de seguir en este camino. Muchos creen que el pasado fue mejor, pero la gran mayoría de los argentinos no quieren volver atrás. Este ruido fue generado por eso”, analizó el mandatario.

Al igual que este miércoles, el jefe de Estado volvió a culpar a la “incertidumbre electoral” por la debacle económica y advirtió que seguirá influyendo en las distintas variables, por lo que pidió “seguir remándola”.

Macri reconoció que “salir de la inflación nos ha costado más de lo que pensábamos. Necesitamos terminar de bajar la inflación, tener acceso al crédito, que alguien se pueda volver a comprar una casa a 30 años. Si bajamos los gastos y los impuestos, eso generará una moneda que les permita ahorrar a todos”.