Posted on

Dentro del derrumbe, la industria manufacturera -la que mejor salario ofrece- fue la más afectada con 69 mil puestos menos. El sector privado, en su peor nivel desde abril de 2014.

Como un balde de agua fría. Así recibieron en el Gobierno los datos laborales de marzo que no esperaban pese a la recesión en la que está hundida el país. Lleva 16 meses consecutivos de caída de la economía, una de las más largas de la historia argentina. Y es que en el tercer mes del año se revirtió el proceso de desaceleración de la pérdida de empleos, tanto del sector privado como del público.

La destrucción de puestos de trabajo, muy por el contrario, se aceleró fuerte en marzo. Por este indicador, y otros tantos, los economistas y analistas no pueden aún afirmar que se vislumbre alguna mejora en el corto plazo.

De acuerdo a los datos del Reporte del Trabajo Registrado SIPA que elabora la Secretaría Laboral, en marzo se perdieron 36.276 empleos en términos desestacionalizados.

Se trata del séptimo mes consecutivo de retroceso interanual de puestos de trabajo, pero es el primero con una fuerte suba de la caída de los empleos respecto de las bajas que se venían manifestando los meses anteriores.

Así, en marzo la cantidad de trabajadores registrados fue de 12.079.070, por lo que hubo una merma del 2,2% respecto del mismo mes del año anterior, es decir, unos 268.300 trabajadores en blanco menos. Frente a febrero de 2019, la variación fue una baja de 0,3%, sin estacionalidad, es decir, 36.276 empleos menos.

Los descensos en el último año más importantes se dieron en las categorías de asalariados registrados privados (-2,5%) donde se perdieron 161.000 empleos, y el monotributo social (-15,3%) donde la caída fue de 64.700 empleos.

Le siguieron los monotributistas con 47.000 menos (una baja del 2,9% respecto a marzo de 2018) y los autónomos con 11.400 menos (-2,8%). En la otra punta, creció en 4.000 el número de empleados públicos (en su mayoría como contratados) y sumaron 11.400 los nuevos trabajadores de casas particulares.

SECTOR PRIVADO

En esta área, en marzo hubo 207.700 trabajadores registrados menos que en marzo de 2018 (-2,5%). De ellos, 161.000 estaban en relación de dependencia, y 58.400 (monotributistas y autónomos).

Al repasar el mapa en el tiempo, el empleo privado registrado cayó en marzo a su peor nivel en 5 años en la Argentina, al descender hasta los 6.124.364 puestos de trabajo en este sector de la economía formal.

Hay que remontarse hasta abril de 2014 para encontrar un universo de trabajadores asalariados registrados más chico que el actual: por entonces, el dato oficial del Ministerio de Trabajo se ubicaba en los 6.119.674 empleos.

Los datos oficiales difundidos por la cartera que conduce Dante Sica se contraponen a las afirmaciones del presidente Mauricio Macri y del jefe de Gabinete, Marcos Peña, quienes afirmaron en varias oportunidades que durante su gobierno se generaron “700.000 empleos”.

En paralelo a estos datos, el miércoles el Índice de Salarios del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) reportó que el sueldo promedio de los argentinos subió 37,3% anual en marzo contra una inflación de 54,7% en el mismo período, es decir, una pérdida del poder adquisitivo de 17,4 puntos. En todo 2018, los sueldos de los que cobran en blanco tuvieron un deterioro de 18 puntos porcentuales.

SECTORES QUE MÁS EXPULSARON GENTE

Lidera la industria manufacturera con 69.000 trabajadores menos en un año (-5,8%) , el comercio y reparaciones con 46.4000 menos (-3,9%) , transporte y comunicaciones con una pérdida de 18.300 puestos (-3,3%), la construcción echó a 10.9000 obreros (-2,3%), el sector inmobiliario perdió 11.400 puestos (-1,7%) y el rubro de hoteles y restaurantes si bien expulsó a 6800 trabajadores representa una baja del 2,5%.

SECTORES QUE TOMARON GENTE

El sector que más contrató gente entre marzo de 2018 y marzo de este año fue la explotación de minas y canteras que sumó 6200 personas a su cartilla de trabajadores lo que equivale a un aumento del 7,9%. Le siguió el rubro de pesca (+5,3%), agricultura (+0,3%) y enseñanza (+1,1%).