Posted on

El Presidente enfureció por el reclamo público del candidato que quiere ir a una PASO presidencial en Cambiemos.

En llamas, Mauricio Macri le pidió una reunión en privado a Martín Lousteau, el candidato del radicalismo que se anima y quiere ir a una interna en Cambiemos con el Presidente.

“En la comitiva presidencial tomaron el mensaje de Lousteau como un desafío a Macri”, revela el diario La Nación.

Ambos hablarán en el vuelo de regreso a Buenos Aires, ya que se encuentran en una gira en conjunto.

“En la comitiva presidencial tomaron el mensaje de Lousteau como un desafío a Macri. ‘¡Es un maleducado!’, dijo uno de los principales colaboradores del presidente Mauricio Macri.

Envalentonado por la victoria en las PASO de La Pampa, donde el candidato radical venció al del PRO, ayer Lousteau dejó declaraciones fuertes sobre el tema en una entrevista.

El diputado dijo que “no debería haber miedo a competir en las PASO”, en un abierto desafío al macrismo.

“Ni Massa se animó a tanto”, ironizó otro integrante de la comitiva. “Usó la vidriera que le dio Macri para dar el mensaje; se equivocó”, sostuvo otro de los integrantes de la delegación argentina. En gran parte la indignación se focalizó en ese argumento: cuestionan a Lousteau por utilizar el lugar que el Presidente le brindó al sumarlo a la comitiva.

Mientras tanto, en la Argentina, las palabras del diputado tuvieron eco. El intendente de Córdoba y precandidato a gobernador, Ramón Mestre, que irá a la interna contra Mario Negri, el postulante de la Casa Rosada, sostuvo que el radicalismo tiene que “ofrecer una alternativa distinta a Macri” y llamó “repensar la coalición Cambiemos, en donde el radicalismo tenga más protagonismo”.

Todo comenzó con la dura derrota que sufrió el macrismo frente al radicalismo en La Pampa, el último domingo. Daniel Kroneberger (UCR) venció de forma categórica al exfutbolista Carlos Mac Allister, impulsado por el propio Macri.