El Gobierno reglamentó el impuesto a la riqueza y se prepara para la pelea judicial

A casi dos meses de su aprobación en el Congreso, el gobierno finalmente reglamentó el impuesto a las grandes fortunas y ahora se prepara para una batalla en la Justicia.

La publicación en el Boletín Oficial de la ley de Aporte Solidario y Extraordinario, un proyecto de Máximo Kirchner, se da días después de que el kirchnerismo duro presionara públicamente a Alberto Fernández para que apure su implementación.

La ley 27605 establece un aporte por única vez de una tasa de entre 2 y 3,5 por ciento a los patrimonios de las personas físicas que hayan declarado en el impuesto a las Bienes Personales más de 200 millones de pesos. Según el gobierno, el aporte alcanzará a unos 12 mil contribuyentes, aunque los tributaristas creen que la cifra será superior.

Como explicó LPO, la reglamentación se demoró porque en la AFIP, el Ministerio de Economía y la Secretaría de Legal y Técnica no terminaban de encontrarle la vuelta a una ley que según los tributaristas tuvo fallas en su elaboración ya que quedaron aspectos esenciales sin especificar. Por norma, la reglamentación no puede exceder la letra de la ley. 

En el gobierno admiten -incluso desde cuando era debatida en el Congreso- que la ley tendrá un largo peregrinar por los tribunales antes de poder cumplir con su objetivo, si es que alguna vez se concreta. Cientos de abogados esperaban la reglamentación para avanzar con una avalancha de cautelares.

 El diputado Carlos Heller, uno de los impulsores de la norma, admitió que lo que viene es una dura pelea judicial. “Hay anuncios de estudios de abogados que ofrecen servicios para evitar el pago”, cuestionó el legislador kirchnerista. “Eso no le saca legitimidad a la ley y son cosas esperables cuando hay cambios, que haya judicializaciones y habrá que enfrentarlas también”, completó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Om Radio de San Clemente - omradio.ar
El Gobierno reglamentó el impuesto a la riqueza y se prepara para la pelea judicial