El gobierno británico decretó el cierre de escuelas y se prevén otras medidas

Por Gabriela Albernaz – Corresponsal 

 
El gobierno británico anunció este miércoles el cierre de todas las escuelas desde el viernes y hasta nuevo aviso, a medida que avanza sobre la región la propagación del coronavirus y en línea con el resto de los países vecinos, en tanto medios periodísticos anticipan que habrá más medidas dedicadas a cerrar la capital y la actividad comercial.

Esta noche, medios británicos dejaron trascender que el primer ministro Boris Johnson estaría elaborando medidas similares a las impuestas en otros países de la Unión Europea (UE) para cerrar la ciudad de Londres la próxima semana, a medida que avanza la propagación del brote.

Esto podría significar el cierre de comercios, restaurantes, bares y la suspensión del transporte aéreo y terrestre, incluido automóviles si es necesario, y sólo se podría salir de los hogares para ir al supermercado o a comprar medicamentos.

La cantidad de muertos en el Reino Unido, con edades que oscilaban entre los 59 y 94 años, aumentó hoy a 104, todos con patologías previas, mientras el número de infectados se elevó a 2.626.

La principal ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, quien es informada regularmente sobre los planes del gobierno del Reino Unido para combatir el coronavirus, dijo también que se anunciarán “medidas más estrictas” para Londres de forma inminente.

De acuerdo al Financial Times, el gobierno presentará mañana una legislación de emergencia que otorgará a las autoridades poderes para cerrar bares y restaurantes, “restringir o prohibir eventos y reuniones” y limitar todo tipo de actividades

Más temprano, antes del anuncio de Johnson sobre el cierre de las escuelas, los gobiernos de Escocia y Gales decidieron suspender las clases a partir del viernes, mientras Irlanda del Norte lo hizo la semana pasada.

Johnson aclaró que las escuelas no estarían cerradas para los hijos de trabajadores a los que llamó “clave” como los oficiales de policía para garantizar que sus padres aún puedan ir a trabajar.

Padres y maestros venían pidiendo el cierre de las escuelas, una medida que el gobierno estaba posponiendo desde que anunció la implementación de la segunda etapa del plan para combatir el coranavirus, ya que los niños son los menos afectados por la enfermedad.

Johnson recordó a los padres que los niños no deben quedarse con abuelos o parientes mayores, que pueden ser particularmente vulnerables al virus.

Preguntado sobre si implementará medidas más estrictas para la ciudad de Londres como restringir la circulación y cerrar negocios, bares y restaurantes, Johnson dijo que tomará las medidas “adecuadas en el momento adecuado” y que irá más lejos si es necesario.

Analistas no descartaron que estuviera planeándose un bloqueo de la capital londinense, que es la más afectada, para el fin de semana.

Más temprano, el líder británico, anunció que el Sistema Nacional de Salud (NHS, en inglés), aumentará la cantidad de pruebas de diagnóstico del coronavirus de 10.000 a 25.000 por día, entre otras medidas para combatir el virus.

“Estamos priorizando al personal del NHS porque queremos que puedan cuidar a todos los demás con la confianza de que no están transmitiendo la enfermedad”, dijo Johnson en la sesión semanal de preguntas en la Cámara de los Comunes del Parlamento.

Según el líder conservador británico, estas y otras medidas adoptadas por su gobierno ante la pandemia siguen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de Naciones Unidas.

Pero el anuncio se produjo tras los reclamos de médicos y enfermeras que trabajan en los hospitales que están pidiendo poder hacerse los exámenes para saber si están infectados con el virus y si están en peligro de transmitirlo a los pacientes.

La semana pasada, Johnson había anunciado el inicio de una etapa de “retraso” en la que los test de diagnóstico se restringirían en gran medida a las personas que ya están enfermas en el hospital, dejando afuera al personal del NHS y sólo se les había informado que se aíslen si tenían síntomas como tos seca o fiebre constante.

Por otro lado, presentó un paquete de medidas para proteger a los inquilinos y propietarios afectados por el coronavirus.

“Como resultado, ningún inquilino en alojamiento social o privado se verá obligado a salir de su hogar durante este momento difícil”, dijo.

La legislación de emergencia se tomará como una prioridad urgente para que los propietarios no puedan iniciar procedimientos para desalojar a los inquilinos durante al menos un período de tres meses.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/202003/442281-el-gobierno-britanico-decreto-el-cierre-de-escuelas-y-se-preven-otras-medidas.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *